Aprendé a manejar las preguntas difíciles en una entrevista

como_responder_preguntas_dificiles

En agosto, continuamos reforzando nuestro compromiso con los candidatos para dotarlos de herramientas que les permitan hacer más venidera su búsqueda de empleo. En esta ocasión, contamos con la presencia de Elena Brito, Coach de carrera con más de 16 años de experiencia en Recursos Humanos. Durante la sesión, la experta abordó el tema “Aprendé a responder a las preguntas difíciles durante una entrevista”.

Al respecto, Elena Brito enfatizó sobre la importancia de preparar el primer encuentro con el reclutador, ya que es el primer paso real que un candidato puede dar para acercarse a la contratación:  “Lo primero que tenemos que saber es que la entrevista es nuestra puerta al trabajo”, destacó.

Asimismo, resaltó cuáles son las posibles modalidades bajo las que el reclutador puede entrevistar a un candidato. Estas son:

  • Telefónica: se caracteriza por ser corta. Sin embargo, en esta modalidad, el reclutador planea realizar al candidato una serie de preguntas que le permitan saber si realmente su perfil puede encajar en el puesto.
  • Informal: es aquella que se da de manera circunstancial y que puede surgir de una plática casual. Al respecto, Elena comentó:  “Muchas veces, no nos damos cuenta de que nos están entrevistando, que estamos teniendo una comida o que estamos con algún amigo en una boda y nos están entrevistando”.
  • Formal: esta es una de las más comunes y se da cuando se le solicita al candidato acudir a la empresa a tener una entrevista con el reclutador.
  • Caso: en esta modalidad, se introduce al candidato a un simulador de negocios. El objetivo es que el reclutador presente una situación al candidato para que este pueda explorar las causas del conflicto y ofrecer soluciones efectivas.
  • Panel: es aquella en la que el candidato se enfrenta a las preguntas de varios entrevistadores. Esta modalidad permite a las empresas conocer las capacidades del candidato desde diferentes perspectivas.

Tipos de preguntas difíciles:

Durante el encuentro, Elena Brito propuso tres categorías de preguntas difíciles:

Autoconocimiento: estas tienen que ver con preguntas relacionadas con las  fortalezas y sobre quién sos. Algunos ejemplos pueden ser:

  • ¿Estás haciendo realmente lo que deseás?
  • ¿Cuáles son tus fortalezas y debilidades?
  • Si hablara con tu jefe, ¿qué me diría de vos?i
  • ¿Cómo medís el éxito en el trabajo?
  • Hablanos de un error que hayas cometido y qué aprendiste.

Para dar respuesta a estas preguntas, la experta Elena Brito recomendó tener en cuenta tres puntos fundamentales:

Honestidad:  al respecto, Brito comentó: “Sé honesto con lo que realmente sabés hacer mal, con lo que te impide crecer y con lo que no te permite llegar donde querés estar”.

  • Dar ejemplos de cómo lo has manejado: para ello, será importante reconocer tus áreas de oportunidad y compartir qué acciones has puesto en marcha para revertirlas hacia el plano de lo positivo.
  • Dar ejemplos de cómo lo has manejado: para ello, será importante reconocer tus áreas de oportunidad y compartir qué acciones has puesto en marcha para revertirlas hacia el plano de lo positivo.

Una de las recomendaciones generales que dio Elena  es encontrar la forma de transmitir al entrevistador el “como sí” puedes lograr los objetivos que se te han planteado dentro del puesto.

Estabilidad y crecimiento: pretenden indagar todo lo relacionado a la movilidad laboral.  Las preguntas más comunes dentro de esta clasificación son:

  • ¿Por qué cambiás tanto de empleo?
  • ¿Por qué saliste de tu último empleo?
  • ¿Cómo encontraste tu último empleo?
  • ¿Por qué llevas más de 5 años en la misma posición?

Para dar respuesta a este tipo de preguntas, nuestra experta invitada recomendó poner foco en el famoso “Háblame de vos”, ya que es una oportunidad para contar tu historia tanto con sus transiciones, así como con sus finales. Y así, recalcar el por qué has llegado al punto en el que estás parado.  También, es importante que aproveches este espacio para compartir tus logros más significativos en el terreno laboral.

Expectativas: estas hacen referencia al estilo de liderazgo que resulta ideal para vosv, a tu desarrollo profesional y al salario que deseás percibir. Las preguntas relacionadas con esta clasificación son:

  • ¿Cuáles son tus expectativas económicas?
  • ¿Cuánto estás ganando hoy?
  • ¿Por cuánta diferencia salarial te cambiarías?
  • Describí a tu mejor y a tu peor jefe.

Para hacerle frente a estos cuestionamientos, Brito recomendó contemplar aspectos, como el salario emocional y la definición del mínimo ingreso mensual del que quieras disponer para hacerle frente a tus compromisos y necesidades. Según Brito: “Es importante que valoren aspectos como la distancia del trabajo a casa, qué es lo que buscan en un jefe, cuál es el ambiente laboral que esperás y el estilo de vestimenta con el que mejor te acomodarías”

La importancia del lenguaje corporal

De acuerdo con declaraciones de Brito, más del 70 % de la relevancia del discurso de un candidato dentro de una entrevista del trabajo está en el lenguaje no verbal. Este puede marcar grandes diferencias dentro del proceso de selección. El lenguaje corporal puede medir no solo tus habilidades, sino también tu nivel de entusiasmo, y hasta el interés que tenés en pertenecer a la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *