Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo por Skype

entrevista_por_skype

Cada vez son más las empresas que deciden realizar la primera o alguna de las entrevistas de trabajo vía Skype o videollamada, usando la tecnología para superar la barrera de la distancia.

Los departamentos de Recursos Humanos pueden usar esta tecnología para evitar los gastos de transporte. Las videollamadas permiten tener una primera toma de contacto y es una gran oportunidad para darte a conocer más allá de tu CV.

La entrevista por Skype permite conocer, tanto las habilidades blandas, así como los conocimientos técnicos. Por eso, es importante que la prepares para poder hacer frente a este nuevo desafío.

Sabemos que cualquier entrevista (sea personal o telemática) hace que los nervios afloren. Es por ello que te explicaremos a continuación 10 claves para que la entrevista por Skype sea un éxito.

1. Todo a punto

Antes de aceptar este tipo de entrevista, asegurate de que tenés acceso a tu Skype y que recordás la contraseña. Descargate la última versión del programa y así eliminarás cualquier mensaje durante su uso.

Es importante prestar atención a tu foto de perfil y al nombre de usuario. Intentá que la imagen sea profesional; al menos, hasta que haya pasado el proceso de selección.

Prepará la sesión con antelación, entrá con tu usuario y hacé una prueba con alguien para que puedas ver el enfoque y la luz. Agregá el usuario antes de la entrevista para así no perder tiempo buscándolo minutos antes de empezar.

Es necesario que también revises tus altavoces o auriculares y el micrófono. Todo debe estar preparado para que nada retrase el momento de conocer al reclutador.

2. Las primeras impresiones cuentan

Aunque hagas la entrevista desde tu casa o desde un estudio, es necesario que presentes una imagen profesional. Debés estar aseado y bien peinado. Podés pensar que no vale la pena porque el reclutador no percibirá tu olor, pero en cámara también se aprecian esos detalles.

Tu vestuario debe ser el mismo que si fuera una entrevista presencial. Vestite de forma profesional y evitá la ropa de entrecasa.

La primera imagen cuenta y podés causar una buena impresión, si te preparás para ello. Además, ir bien vestido le dará al reclutador la sensación de que te tomás en serio el proceso de selección.

3. Elegí el lugar adecuado

Optá por un lugar que te haga sentir cómodo, que cuente con suficiente luz y en el que puedas hablar sin mucho ruido. Y sobre todo, donde no tengas problemas de conexión a Internet.

El fondo debe ser lo más neutro posible. Es preferible un estudio o un salón. Evitá el dormitorio o ambientes muy íntimos.

Una vez decidido el lugar, avisales a tus compañeros y familiares que realizarás una entrevista y que no te molesten durante ese tiempo. De este modo, podrás hacerla sin interrupciones.

Colocá la notebook, la tablet o el celular en una superficie plana y estable, donde tengas buena recepción de sonido y el micrófono esté cerca tuyo. Comprobá que tenés todo lo necesario para poder contestar al reclutador.

4. Realizá pruebas y revisá tu discurso

Lo hemos dicho muchas veces, pero es importante analizar entrevistas anteriores para ver cómo es nuestro discurso y qué debemos mejorar.

Podés grabar desde tu computadora o usar programas como Visiotalent para simular la entrevista. Escribí posibles cuestiones y contestalas. Podrás ver cómo es tu lenguaje no verbal y si tus intervenciones son coherentes.

La práctica suele ser la mejor compañera a la hora de hacer entrevistas; te ayuda con los nervios y te da una base sólida para cuando te hagan las preguntas habituales.

5. Sintetizá tus respuestas

En una entrevista, no podés decir solo sí o no; debés elaborar respuestas detalladas. Sin embargo, tené en cuenta que tenés un tiempo asignado, así que dirigite al punto. Contestá, pero sintetiza todo aquello que es irrelevante; evitá que el tiempo pase sin haber tratado los temas importantes.

Normalmente, suele ser el entrevistador el que marca el tiempo. Pero es interesante tenerlo en mente para no irte por las ramas y poder contar aquello que es de valor para tu candidatura.

6. Da ejemplos específicos

A veces, los detalles se retienen mejor que los discursos genéricos. Es por ese motivo, que cuándo te pregunten sobre tus habilidades o competencias, es bueno utilizar ejemplos prácticos que le permitan al reclutador recordarlos.

También, suele tener mayor credibilidad, si usás un ejemplo que te haya sucedido a vos. Pensá bien en tu trayectoria profesional y qué destacarías.

7. Mirá a los ojos del entrevistador

El hecho de que una pantalla te separe no es excusa para no mirar a los ojos al reclutador. Evitá caer en la tentación de mirar solo cómo quedás en pantalla y fijá tu mirada al frente, a la cámara web.

De esta manera, el entrevistador tendrá la sensación de que lo mirás a los ojos, que no escondés nada y que no sos tan egocéntrico como para estar atento solo a tu reflejo.

8. Tomá notas

Una persona que toma notas durante la entrevista muestra que está interesado en la oferta de trabajo.

Las preguntas que hagas le harán saber a la empresa que tu candidatura es firme y tu interés genuino. Eso no significa que preguntes cosas que ya te han explicado o que estaban en la oferta de trabajo, sino aquello que querés saber del día a día o de la empresa.

Recordá informarte sobre la compañía antes de la primera entrevista y prepará las respuestas a las cuestiones más frecuentes.

9. Despedida y desconexión

Sabemos que cuando hablamos por Skype, sale casi de forma intuitiva despedirse con la mano. Nuestro consejo es que mejor te despidas como si fuera una entrevista cara a cara, sin despedidas muy gesticuladas.

Procurá que la llamada haya finalizado antes de hablar o comentar nada, ya que este pequeño error puede hacerte perder la posición que has ganado durante esta fase.

10. Reflexión

Una vez que haya terminado la prueba, revisá punto por punto tus respuestas y anotá si tenés alguna duda más para hacérsela llegar al reclutador.

Seguramente, si has llevado a cabo los 9 puntos anteriores, tu entrevista habrá resultado exitosa.  Ahora solo resta esperar que la empresa vuelva a contactarte para saber cómo avanza tu candidatura.

Please follow and like us:

Un comentario sobre “Cómo enfrentarse a una entrevista de trabajo por Skype”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *