Cómo responder: “¿Dónde te ves dentro de 5 años?”

donde_te_ves_en_5_anos

A veces, da la sensación de que asistir a una entrevista de trabajo es como jugar a un videojuego y cada pregunta te da la posibilidad de subir o no de nivel.

Desde CompuTrabajo, ya se ha hablado mucho sobre cómo debés presentarte a una entrevista e incluso qué debés decir para mostrar interés.

En este artículo, se focalizará en cómo responder cuando te preguntan “¿Dónde te ves dentro de 5 años?”.

El porqué de la cuestión

Esta pregunta puede parecer un truco, ya que hay respuestas que es mejor no decir en voz alta.

Puede ser que el primer impulso sea decir “en tu puesto” o “no en este trabajo” y no hace falta decir que eso jugará en tu contra.

La respuesta que des permitirá al reclutador conocer más de vos y de tus objetivos laborales. Gracias a esta cuestión, este puede saber si tenés expectativas reales sobre tu carrera, si sos ambicioso o si tenés en mente una posición particular.

La forma de responder también le dará indicaciones a la persona que te está entrevistando del tipo de personalidad que predomina en vos. Podés responder de forma entusiasta, proactiva, motivado, de forma reflexiva… Toda información ayuda al reclutador a conocerte más, tanto como persona, así como candidato.

Si uno se detiene un momento, es difícil saber si una persona es la idónea o no para un trabajo con apenas una o dos entrevistas.

También, es importante calcular el costo del tiempo invertido en tu formación y asentamiento, si en realidad estás buscando otra cosa. Seguramente, el tiempo que inviertas será menor que si lo que querés es desarrollar tu carrera en esa empresa.

¿Qué extrae el reclutador con esta pregunta?

Gracias a esta cuestión, el reclutador puede evaluar varios aspectos:

  • Autoconocimiento

Las compañías valoran a los profesionales que se conocen a sí mismos, aquellos que saben sus límites, pero también su potencial. Esta cuestión les permitirá ver si sos maduro y si tenés inteligencia emocional.

El reclutador querrá conocer en qué momento de tu carrera estás, si conocés tu talento, si has descubierto tu vocación y si sos coherente con tu trayectoria.

  • Ambición y ganas de progresar

La ambición bien canalizada es una gran fuerza de trabajo. Si hay en exceso, puede ser un punto negativo, pero bien gestionada, permite motivar a la persona para conseguir los objetivos.

A su vez, es importante saber que el crecimiento ocurre atravesando distintas etapas y que estas deben sucederse unas a otras. No suelen gustar aquellos candidatos que toman atajos para conseguir lo que se proponen sin pasar por el aprendizaje respectivo.

  • Alineación con la compañía

Este es uno de los puntos más destacados en CompuTrabajo. Debe haber una alineación entre los valores de la persona y los de la compañía. Este ejercicio debe realizarse, tanto por parte del reclutador, así como del candidato.

Debe haber un match mutuo, un encaje, como si fuera una cita.

El reclutador extraerá qué espera el candidato a corto plazo y qué puede llegar a ser a largo plazo dentro de la compañía.

Preguntas relacionadas

Si no te hacen esta pregunta, puede ser que te hagan las siguientes; también relacionadas con la necesidad de conocer tu personalidad y tus objetivos laborales:

  • ¿Cuáles son tus objetivos a largo plazo a nivel laboral?
  • ¿Cuál sería el trabajo ideal en esta etapa de tu carrera?
  • ¿Qué estás buscando con el cambio laboral?
  • ¿Cómo definirías el éxito?
  • ¿Qué es lo más importante en tu carrera?

Cómo responder a la cuestión

En los mercados competitivos, cualquier bandera roja en una respuesta es más que suficiente para no contratar a alguien.

Las empresas buscan personas que estén motivadas y con ganas de emprender nuevos desafíos. Por eso, la pregunta sobre la visión de vos mismo en 5 años.

Como siempre, la recomendación es no mentir, aunque tampoco cometer “sincericidio”. Es mejor pensarlo bien y saber si estás dando la visión que deseás.

Aquí van algunos consejos:

                1. Da una respuesta general, si no tenés un objetivo claro en tu carrera. Es mejor si respondés de manera específica, pero si no sabés qué cargo querés tener, entonces centrate en lo que querés hacer y cómo querés lograrlo, y no prestes mucha atención al título.

                2. Interesate en una carrera a largo plazo en la empresa: usá esta cuestión para hacer saber al entrevistador que tu visión en la empresa es a largo plazo, que te interesa crecer laboralmente en el puesto al que estás aplicando. Investigá sobre las diferentes líneas estratégicas de la empresa y focalizá tu discurso en aquello que te motiva y en lo que querés invertir tu tiempo y esfuerzo.

                3. Mostrá entusiasmo por el próximo paso que darás en tu carrera, es decir, en el puesto para el que estás siendo entrevistado. Si no tenés muy claro cómo serás dentro de 5 años, explicá por qué este cambio laboral te ayudará a conseguir tus objetivos. Contale sobre tu plan de carrera y cómo encaja este puesto en él.

¿Y si es para un puesto temporal?

Aunque no se suele hacer para puestos temporales, hay algunos reclutadores que lo preguntan para conocer si el candidato está interesado en la oferta o es solo un pasatiempo.

Si es un trabajo durante tus años universitarios, esta cuestión puede centrarse en cómo enfocarás tu carrera. Es decir, si estás estudiando Ciencias Económicas, el reclutador querrá saber si te gusta, si anhelás terminarla y qué planes de futuro se esconden tras la obtención del título.

Si estás muy interesado en la oferta de empleo y la empresa, una buena respuesta es: “Me gustaría estar trabajando acá dentro de 5 años, aunque sé que es difícil debido a la temporalidad del contrato”.

Es una clara declaración de intenciones de que te apasiona el empleo y la compañía. Eso sí, una vez que empieces, debés demostrar tu valor cada día para que ese sueño se haga realidad.

Please follow and like us:

3 Comments on “Cómo responder: “¿Dónde te ves dentro de 5 años?””

  1. En algunos casos pasa que, debido a la falta de experiencia o idoneidad del reclutador, subestima al eventual postulante y en lugar de oír lo que tenga para decir, apresura sus conclusiones. El efecto ‘halo’ frecuentemente les juega en contra. Tiene que prevalecer cierta empatía, sin exagerar, para poder juzgar objetivamente..Gloria Cáceres Esquivel- Chef Profesional.-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *