Consejos de un reclutador para hacer una buena videoentrevista

videoentrevista

Debido a la situación actual, cada vez más procesos de reclutamiento tienen entre sus etapas la realización de una videoentrevista. Hoy, te daremos los consejos de un reclutador para que superes esta etapa con éxito.

Esta novedad no solo impacta en el candidato, ya que el reclutador también ha tenido que cambiar su forma de entrevistar para adaptarse a los nuevos tiempos.

Hemos hablado con Julieta Ivette Suárez, directora de las áreas de Staffing, Reclutamiento y Selección en Human Staff. Ella nos ha dado algunos consejos para que un profesional se enfrente a este desafío y salga airoso.

No des nada por supuesto

Este es uno de los consejos más valiosos que podemos darte. Aunque hayas realizado más de una videoentrevista, asegurate de que todo funciona.

Revisá la conexión, la cámara del ordenador o del celular. Comprobá que Internet funcione correctamente, etc.

Es importante que 5 minutos antes de empezar la entrevista ya estés en tu lugar y hayas hecho alguna prueba. Podés pedirle a un amigo o familiar que te llame con esa herramienta para constatar que todo funciona, se ve y se oye correctamente.

El espacio

Buscá un lugar donde no haya mucho ruido. Es fundamental que haya luz; si es natural, mejor.

Recordá que el reclutador te conocerá solo por la pantalla y debe verte bien para poder mantener una conversación fluida.

En el lenguaje, no solo impacta la voz, sino también los gestos y las expresiones faciales. Una buena iluminación será esencial para que el reclutador y vos puedan mantener una buena charla.

En referencia al espacio, buscá un lugar que sea lo más neutro posible. Si tiene fondo blanco, mucho mejor. Es esencial que en el cuadro de la imagen, no haya muchos elementos que puedan distraer al gestor.

También, tené en cuenta que están viendo una parte de vos. Trata de que la habitación esté ordenada y limpia; aunque estemos trabajando desde casa, eso no es motivo para presentar desorden.

Un proceso de selección serio, pocas interrupciones

Por otra parte, durante la entrevista, desactivá todas las notificaciones para bloquear tu tiempo y dedicarlo al entrevistador.

Pensá que este proceso es el mismo que cuando vas a una oficina a hacer una entrevista de trabajo: nada debe molestarte.

Un consejo adicional es que cuelgues un papel en la puerta, que diga que estás en una entrevista y no se puede molestar. Si tenés niños pequeños, intentá que alguien esté con ellos durante esa hora.

Aunque ahora son más comprensibles con las interrupciones, deben ver qué sos capaz de crear un espacio de trabajo tranquilo en el que poder desarrollar tus tareas.

Una conversación distendida

La charla que se genera en el trayecto desde el ascensor hacia la sala de la entrevista ha desaparecido. Esta conversación permitía romper el hielo y le daba una ligera idea al reclutador de cómo te desarrollabas socialmente.

Ahora, las entrevistas empiezan con unas cuantas preguntas distendidas, de cortesía, para romper el hielo e intentar que te sientas más cómodo realizando la entrevista.

Procurá mantener esa charla y evitá responder con monosílabos. Tampoco demuestres tu nerviosismo o impaciencia para empezar. Todo forma parte de un ritual que se está estableciendo poco a poco.

S.O.S: problemas técnicos

Puede ser que a pesar de que lo hayas revisado todo, haya algún problema técnico. No te preocupes y mantené la calma.

Lo mismo que te sucede a vos también le puede pasar al reclutador. Así que mostrá tu mejor cara, intentá solucionarlo; y si es posible, terminá la entrevista.

Si lamentablemente por la tecnología o la conexión no se puede proceder con la entrevista, decile al reclutador que no tenés problemas en volver a agendarla. Hoy en día, estos problemas son comunes y no te perjudican como candidato.

La vestimenta

Aunque hagas la entrevista desde tu hogar, es importante que te vistas para causar buena impresión. Tené presente todos los tips que te hemos ido dando para acudir a una entrevista vestido cómodo, pero formal.

Es central revisar el código de vestimenta de la empresa para presentarte acorde a sus valores.

No descuides el peinado: todo forma parte del discurso narrativo que estás dando al reclutador.

Vocalizar, gestualizar y sonreír

Estos son tres verbos que deben estar muy presentes en la entrevista. No hace falta que exageres, pero al transmitir a través de una videollamada, es importante que vocalices, dejes pausa para ver si el reclutador quiere decir algo; y también, uses esas pausas para evitar las interrupciones.

La gestualización te ayudará a dar énfasis a lo que estás contando: usá las manos y las expresiones faciales para ayudar al reclutar a entender mejor lo que estás contando.

Sonreír es importante, ya que muestra seguridad y hace que se cree un vínculo de confianza entre dos personas. Según datos extraídos en una encuesta a reclutadores, si un candidato no sonríe durante la entrevista, puede ser motivo de que no pase a la siguiente fase.

La falta de sonrisas puede crear desconfianza en el interlocutor y es probable que reflejes una imagen que no corresponda con la realidad.

Respondé con ejemplos concretos y conocé la empresa

Finalmente, el último consejo no tiene tanto que ver con cómo se hace la entrevista, sino más bien con qué responder.

Recordá que debés asistir luego de haberte informado sobre cómo es la empresa, en qué sector se desarrolla y cuáles son sus valores.

Una de las principales preocupaciones de los gestores de talento es saber si esa persona encaja con la cultura de la compañía o no. Usá tus respuestas para demostrarle que ese es el mejor lugar para desarrollar tu carrera.

Puede ser que todo esto sea mucha información de golpe, pero es importante tenerla en mente a la hora de realizar una entrevista en remoto. Intentá estar relajado, hablar despacio y apoyarte en todos los consejos.

Practicá con amigos para saber cómo hacer funcionar la tecnología y elegir el mejor ángulo para realizar la entrevista.

Sé sincero y respondé de forma detallada y concisa. Ahora, es el momento de encontrar un buen lugar de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *