Entrevista de trabajo en video: ¡sin problema!

video_entrevista

¡Qué felicidad! La empresa para la que aplicaste quiere conocerte mejor. Es el momento de brillar y demostrar que en definitiva, sos el mejor candidato para el puesto y que tenés mucho interés en la empresa. ¿Cómo podés dejarlo en claro si la entrevista no se hará de forma presencial?

Aquí, te damos las pautas para que tengas una entrevista exitosa aún desde la distancia.

Una nueva modalidad de entrevista

La mayoría de nosotros ha tenido que enfrentar una entrevista laboral, en la que se presenta en la compañía para ser evaluado personalmente, bien sea por el área de reclutamiento o por el líder del equipo que aspira integrar.

Con la actual coyuntura del Covid-19, esa convocatoria de entrevista es virtual. Esta es una nueva realidad a la que ciertamente deberemos adaptarnos. Así que es mejor saber los factores clave para dar una buena imagen de vos mismo.

Debemos cuidar de nuestra salud y la videoentrevista es una excelente manera de poder participar en un proceso de selección con grandes ventajas: evitamos el contacto y el riesgo de contagio; y a la vez, podés ahorrar dinero de transporte y tiempos de desplazamiento hasta la empresa.

Claves para la videoentrevista

La videoentrevista es la vitrina en la que vamos a brillar. No permitas que esa luz se vea opacada por aspectos que están bajo nuestro control. ¿Qué podés hacer?:

  1. Prepará el escenario: se trata de dar la mejor impresión por todo y con todo. Recordá cuidar los detalles. Buscá un espacio apto para grabar la entrevista. Puede ser la sala de tu vivienda o el estudio. Lo ideal es que el fondo sea sobrio y no distraiga a tu entrevistador.
  2. Preparate a nivel vocal: lo que pretendés es dejar claro que querés el puesto y sos el más apto. Tus mensajes deben llegar con claridad. Así que la invitación es a que te pares frente al espejo, vocalices, practiques la dicción y la modulación, para que te puedas comunicar con claridad y que se entienda todo lo que decís.
  3. Producite”: así como nos esmeramos en nuestra presentación personal para asistir a una entrevista presencial, debemos “arreglarnos” para la virtual. Si bien estamos en nuestra casa, no da muy buena impresión salir con la cara de recién levantados o con la ropa que usamos para estar relajados (o peor, el pijama para dormir). Te recomendamos que se vea tu mejor cara y muestres tu imagen profesional.
  4. Probando, probando: 1, 2, 3”: ¿te imaginás que estés diciendo el punto fundamental del porqué debés ser el elegido y tu entrevistador te esté viendo como una película de cine mudo? Antes de iniciar, asegurate de que tu micrófono funcione correctamente. Probá llamando a alguien para garantizar la calidad del sonido y que se escuche fuerte y claro todo aquello que deseás contar.
  5. Hágase la luz”: no querrás dar una imagen sombría, apagada o triste. Buscá que tu escenario tenga una buena iluminación. En caso de no tenerla, ayudate con una lámpara, una luz blanca o un espejo que proyecte la luz natural que entra por tu ventana. Es importante que la iluminación del espacio sume a tu brillo personal.
  6. Asegurate de no caer: es decir, que la señal de Internet no se “caiga” y quedes en el aire. Comprobá de todas las maneras posibles, que tu conexión sea la mejor para evitar quedar “congelado”con cara rara en la pantalla o desaparecido en el espacio virtual. Esto distrae del flujo normal de la entrevista y no querrás perder la atención de tu entrevistador. No está demás ser precavidos. Tener el número de teléfono por si tenemos algún tropiezo tecnológico se hace necesario para reprogramar la entrevista o buscar una solución conjunta.
  7. Mirá a los ojos… aún en la distancia: que no parezca que estás detrás de una pantalla. La recomendación, en ese sentido, es que mires directamente a la cámara. Así tu entrevistador tendrá la sensación de que lo estás mirando a los ojos; y también, muestra que estás 100 % concentrado en la entrevista. Evitá parecer distraído con la atención en otra parte y la mirada perdida en el horizonte.
  8. Tu mejor versión: podría sonar a frase de cajón, pero sé vos mismo. ¿Por qué? Porque la autenticidad y la transparencia son ampliamente valoradas por las empresas. No te muestres de una manera diferente a la real, ya que al llegar a convivir todos los días con tus compañeros, inevitablemente vas a ser quién sos. No busques “vender” una persona distinta. Sos alguien excepcional, así que dejalo ver. Lo mejor es mostrar la persona que sos; eso sí: destacando tus cualidades y habilidades.

Tené en cuenta que estas recomendaciones hay que seguirlas también al pie de letra aun cuando la entrevista no sea en directo. Puede ocurrir que la empresa te envíe una batería de preguntas, para lo cual deberás grabar las respuestas. Esta es una gran ventaja, ya que podés preparar el discurso y hacer la grabación luego de ensayar. Así, podrás mostrarte con una posición de mayor seguridad y analizar también lo que querés proyectar con tu comunicación no verbal. Todo lo que expreses (lo que decís y lo que hacés) va a darle información sobre vos al entrevistador.

Otro gran consejo es indagar sobre la empresa: qué hace, por qué lo hace y para qué lo hace. Llegá preparado a la entrevista con conocimientos de la compañía y del sector en el que se mueve. Esto demostrará el gran interés que tenés por ser parte de la empresa.

También, es muy positivo que le preguntes al entrevistador sobre algunos temas en concreto. Sé cuidadoso con lo que preguntás. Pero si hay algo que no pudiste ver de la empresa en tu investigación previa, es una buena oportunidad de hacerlo en la videoentrevista. Con esto, no nos referimos a preguntar por el sueldo, pero sí saber, por ejemplo, sobre planes de carrera. Si la entrevista es grabada y el entrevistador no está presente, podés dejarle formulada tu pregunta. De esta manera, verá iniciativa e interés de tu parte.

El confinamiento ha venido para ayudarnos paulatinamente a aceptar y afrontar los cambios que han llegado y que llegarán en la nueva normalidad pospandemia. Así que tené confianza, acercate más a la tecnología y aprovechá el tiempo para desarrollar habilidades y competencias que puedas comentar en tu videoentrevista y potencializar en ese futuro nuevo empleo. Esta es una oportunidad para ser mejores y la videoentrevista es el momento ideal para que lo dejes ver. ¡Mostrate!

2 comentarios sobre “Entrevista de trabajo en video: ¡sin problema!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *