Errores que debés evitar en tu CV

fotomalcv

El currículum es tu carta de presentación. Es el primer contacto que la empresa tiene con vos. Aunque pueda parecer que lo importante reside en la entrevista, si tu CV no se destaca de forma positiva, no tendrás oportunidad de llegar hasta esa fase.

Por ese motivo, es importante evitar ciertos errores; a veces, bastante comunes, que se encuentran en los CV y que pueden aniquilar cualquier oportunidad de empleo.

Errores de formato en los CV

Fuente y colores

El uso de fuentes infantiles o de difícil lectura hará que tu CV pase a ser descartado, ya que el reclutador deberá dedicar un tiempo extra a descifrarlo.

Es importante usar fuentes que faciliten la lectura en pantalla; también, en dispositivos móviles, y evitar colores demasiado estridentes o que no se lean correctamente, como por ejemplo, el amarillo o el verde claro.

Usar rojo a su vez tiene una connotación negativa. Si tu intención es resaltar una habilidad o experiencia en concreto, puede provocar el efecto contrario y provocar rechazo.

Tené en cuenta que tu CV se va a leer en una pantalla. Es importante, entonces, que la lectura sea correcta y ágil en cualquier dispositivo. Un exceso de páginas puede provocar el abandono de la lectura; lo mejor es que sintetices.

Fotos profesionales

Una foto incorrecta hará que tu perfil sea rechazado, aunque cumplas con los requisitos. No pienses que es simplemente un recuerdo, como cualquier otra fotografía que subes en Facebook; es tu presentación formal al reclutador.

Una imagen profesional dará credibilidad a tu CV y hará que tu candidatura se posicione mejor; así pues, es importante escoger qué fotografía adjuntaremos al currículum.

Como se trata de un perfil personal y profesional, tanto en tu imagen del perfil en CompuTrabajo, así como en la adjuntada al CV, debés aparecer solamente vos. Olvidá las imágenes con amigos, pareja o hijos. Lo importante de esta foto es la impresión que querés dar como profesional.

El fondo no debe ser el centro de atención. Tu rostro es el que debe ocupar el 60 % del encuadre. Evitá las fotografías de las vacaciones, de tu boda o de fiesta. Elegí una en donde estés en un ámbito laboral o bien mirando al frente y con un fondo neutro.

La mirada es importante. No vaciles y fijá la vista en la cámara. Sonreí y permití que el reclutador pueda ver tu lado más formal.

Faltas de ortografía y errores gramaticales

Es increíble la cantidad de errores ortográficos y gramaticales que pueden aparecer en un CV. Puede ser que no busques empleo como filólogo, pero es importante que el currículum no presente errores de este tipo.

Las faltas de ortografía denotan dejadez y falta de interés. Revisá bien los textos y consultá el diccionario. Estos pequeños gestos te pueden ayudar a evitar estos fallos que a veces se producen por escribir rápido o no repasar el documento.

Revisá el currículum y las cartas de presentación antes de enviarlas; es una buena manera de asegurarte de que lo que has escrito y cómo lo has hecho es lo que querés adjuntar a tu candidatura.

 

Errores de información

Y como no solo de errores de formato se nutre un mal CV, también debemos centrarnos en los errores de información.

Información de contacto incorrecta

Este error es imperdonable, ya que te hace perder la oportunidad de ser contactado. Antes de guardar el perfil en CompuTrabajo o de enviar el CV, no te olvidés de chequear los datos de contacto.

Es preferible usar un email de contacto con tus nombres y apellidos. Tené en cuenta también el servidor de correo; usá uno que no esté considerado como spam y que te permita gestionar los emails de forma sencilla.

Revisá el correo no deseado de forma diaria y agregá a contactos los emails de las empresas a las que has aplicado. De este modo, será más fácil que el contacto no se pierda por el camino.

En referencia al número de teléfono, es importante anotar aquel que tenemos siempre a mano y al que podemos responder a lo largo del día.

Información clara y precisa

Es importante que de un solo vistazo el reclutador pueda ver a qué nos dedicamos y en qué nos hemos especializado. Evitá las frases demasiado largas o vacías de contenido. El espacio es limitado y no debés llenarlo con expresiones o frases que no aporten valor al currículum.

Es necesario añadir palabras clave de tu sector, ya que ayudará al equipo de Recursos Humanos a filtrar tu CV, tanto si lo hace de forma manual o automática.

Eliminá las experiencias irrelevantes

Aunque es importante que muestres la experiencia que tenés, cuando enfocás tu plan de carrera hacia un sector, es importante eliminar las experiencias irrelevantes que has conseguido.

Por ejemplo, si te dedicás al márquetin, podés eliminar el trabajo de verano cuidando niños cuando tenías 18 años. Podés usar lo que aprendiste durante ese empleo cuando comentes tus habilidades. Pero no malgastes espacio con una experiencia que no forma parte de tu sector laboral.

 

Y por último…actualizá

Una vez que hayas repasado los puntos anteriores, es momento de crear o modificar tu perfil en CompuTrabajo. Actualizá tu CV constantemente con tus nuevos datos de contacto, las nuevas habilidades, cursos o experiencias que hayas tenido.

Ahora sí, es el momento de postularte. Pero antes de lanzarte a ello, podés organizar la búsqueda y crear una estrategia para conseguir el empleo que te ayude a crecer profesionalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *