Las competencias digitales son claves para el futuro profesional: ¿las tenés?

competencias_digitales

Estamos inmersos en un nuevo paradigma que está generando cambios profundos en las empresas. La digitalización y los nuevos modelos de negocio aceleran la necesidad de tener competencias digitales.

El futuro profesional pasa por la necesidad de hacer frente a este nuevo ecosistema digital y dar respuesta a la sociedad actual.

Esta transformación requiere de un impulso profesional y la necesidad de incorporar nuevas competencias digitales, hard y soft, a los perfiles. Hay una gran demanda por parte de las empresas y cada vez, se vuelve más indispensable contar con ellas para encontrar empleo.

Los oficios tradicionales se mezclan con esas capacidades tecnológicas y si tu currículum no las muestra, seguramente, seas descartado del proceso.

Competencias digitales: ¿qué son?

Las competencias digitales son el conjunto de conocimientos y habilidades, que permiten un uso seguro y eficiente de las tecnologías de la información y las comunicaciones.

Son aquellas habilidades que contribuyen a la transformación cultural de las empresas, gracias a la incorporación de nuevas tecnologías habilitadoras en las estrategias, proyectos y procesos de negocio. Se pueden clasificar en hard y soft.

Las competencias hard representan los conocimientos técnicos, como Internet of Things, Big Data, Inteligencia Artificial, automatización…

Y las competencias soft digitales son claves para generar una auténtica transformación en las empresas, contribuyendo a la incorporación de la tecnología a los procesos. Estas habilidades permiten adaptarse a los cambios. Un ejemplo de este tipo de soft skills es la resiliencia, así como la colaboración, el trabajo en equipo, la capacidad de aprendizaje y la innovación.

La combinación de los dos tipos de habilidades dará a los profesionales competencias necesarias para gestionar, adaptarse y propiciar el cambio dentro de las empresas.

¿Por qué se deben tener competencias digitales?

Dependiendo de cada perfil, habrá unas habilidades más demandas que otras. Las empresas ya no buscan solo profesionales con conocimientos técnicos, sino también necesitan equipos que se adapten rápido al cambio y que pueden trabajar de forma colaborativa, para cumplir los objetivos.

El 42 % de las personas que no tienen habilidades digitales están desempleadas.

Desde CompuTrabajo, te recomendamos formarte para tener las hard skills necesarias para tu perfil y a la vez, entrenar las soft para obtener la combinación ganadora. No olvides poner tus habilidades en tu currículum; cada vez más gerentes de recursos humanos tienen en cuenta este apartado durante el reclutamiento.

Learnability

Este concepto se refiere a la capacidad de aprender nuevas competencias para generar empleabilidad y por lo tanto, es una herramienta esencial para desarrollar nuevas competencias digitales.

Los profesionales de hoy en día tienen el desafío de prepararse para el futuro y las nuevas condiciones que representa (modelos de trabajo, tecnología, propósitos). La capacidad de aprendizaje y adaptación es, en el mundo actual laboral, una necesidad apremiante.

La gran mayoría de empleos dentro de 5 años aún no ha sido inventada. Así pues, como profesional, debés prepararte para este cambio e ir enfrentando las novedades con entusiasmo.

La curiosidad, las ganas de aprender y de aumentar tu conocimiento pueden ser rasgos determinantes a la hora de buscar empleo.

¿Y cómo podés ejercitar estas habilidades? Es fácil: dejando fluir tu curiosidad. Es decir, anotándote en cursos, participando en charlas, investigando por Internet y poniendo en práctica todo aquello que has adquirido.

Haciendo este pequeño gesto, aprender y desarrollar nuevas competencias se convertirán en hábitos, generarás valor; e incluso, crecer en tu carrera profesional será más fácil.

¿Qué buscan las empresas?

Una sociedad digital necesita ciudadanos y profesionales competentes en entornos tecnológicos y digitales. Esto implica personas que sepan usar la tecnología con confianza y de manera segura.

Las empresas se encuentran a medio camino. Están realizando un gran esfuerzo para digitalizar sus compañías y es por este motivo, que buscan perfiles que puedan encarar el cambio, adaptarse y liderarlo.

Las organizaciones de todos los sectores deberán y están haciendo frente a este nuevo mundo digital y conectado. Cada vez más compañías, que hasta ahora no pensaban que fuera necesario, deben modificar su estructura y adaptarse a las necesidades de este nuevo mundo.

Si tu intención es buscar un nuevo empleo, es importante que conozcas en qué momento se encuentra la empresa y qué tipo de profesional están buscando.

Las competencias digitales

Las 21 competencias digitales que, según el Servicio de Ciencia y Conocimiento de la Unión Europea, son necesarias en el marco actual, se pueden englobar en 5 áreas: información y alfabetización de datos, comunicación y colaboración, creación de contenido digital, seguridad y resolución de problemas.

Estas competencias hacen referencia a la búsqueda de información en la red, la evaluación de esta y la gestión de datos.

La creciente preocupación por las Fake News, por ejemplo, resalta la importancia del problema y la necesidad de contar con herramientas para determinar la veracidad de la información.

Los datos se han convertido en la materia prima, así que es importante saber trabajar con ella y extraer lo máximo.

Un artículo reciente de la UNESCO dice: “Las competencias digitales, antes ꞌopcionalesꞌ, se han convertido en ꞌesencialesꞌ y deben completarse con ꞌcompetencias blandasꞌ transversales, como la capacidad de comunicarse eficazmente en línea y fuera de esta”.

Contar con este tipo de habilidades supone una remuneración superior y los expertos han vaticinado un incremento del número de empleos, reservados a quienes posean esos conocimientos.

No solo se crearán nuevos trabajos, sino que muchos de los actuales tendrán nuevas vacantes para hacer frente a los cambios. Esto supone un aumento de la oferta laboral y una gran oportunidad para los perfiles que quieran encontrar empleo.

Los avances tendrán una gran incidencia en las formas de trabajo y en las estructuras del mercado laboral. Es una oportunidad para la reorientación profesional.

Así que ya no hay excusas: es el momento de aprender y practicar estas habilidades.

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *