¿Por qué tras postular a la vacante no me llaman?

por_que_no_me_contactan_al_postular

Puede ser desesperante cuando te postulás a muchas ofertas de empleo y no recibís ni una llamada. Si llevás mucho tiempo buscando trabajo y te preguntas “¿Por qué no me llaman?”, este webinar te puede ayudar.

Para dar luz sobre estos motivos, contaremos con Dayana Nieto, Talent Acquisition People Partner en Computrabajo. Ella analizará las posibles causas por los que no se recibe la esperada llamada, tras aplicar a una vacante. Y además, proporcionará una lista de mejoras que podés realizar para encontrar empleo lo antes posible.

La búsqueda de empleo

El promedio de tiempo para encontrar un empleo es de unos 11 meses. Aunque este tiempo varía según el perfil del profesional. Hay sectores donde la oferta de empleo es mayor y la demanda de trabajadores aumenta. Por el contrario, hay otros sectores en los que hay más candidatos que ofertas de empleo.

Este es uno de los desafíos a los que te enfrentás a la hora de buscar empleo. Así, el sector y el mercado influyen en las ofertas; y también, en las necesidades de contratación.

Durante este periodo de aplicaciones, podés encontrarte varios escenarios. Algunos de ellos positivos; y otros, un poco menos. Por ejemplo, no tener noticias del reclutador; o incluso, que te llegue un mensaje de que has sido descartado del proceso.

A pesar de que las empresas poco a poco van cambiando sus prácticas, es cierto que a veces, no comunican la finalización del proceso. Desde Computrabajo, estamos ayudando a las compañías a cambiar sus prácticas de selección para mejorar la experiencia del candidato.

Este webinar tiene la intención de darte algunas claves para afrontar los momentos de espera a lo largo del proceso. Esta sesión se une a la anterior, realizada por Guillermo Ceballos, sobre cómo trabajar las habilidades para ser un candidato exitoso.

Otra de las razones que nos podemos encontrar es que la empresa deba parar el proceso; o bien que finalmente el candidato elegido sea alguien de su propio equipo. Se debe tener en cuenta que el proceso se abre tanto a profesionales externos, así como a candidatos internos de la propia empresa.

Es importante para tu bienestar emocional, saber que en ocasiones, la no elección no está relacionada  con tu perfil, sino con causas internas de la propia organización.

¿Por qué el candidato no recibe una llamada o mensaje sobre cómo avanza el proceso?

Una de las principales causas es porque, seguramente, haya otros candidatos que cumplen también con el perfil y encajan más con el Candidato Persona que la compañía tiene en mente.

Hoy en día, se compite con otros candidatos con perfiles tan buenos como los tuyos. Como reclutadores, cuenta Dayana, es esencial tomar decisiones en relación con las necesidades de la empresa; y con frecuencia, descartar a grandes profesionales porque existe uno que es un poco mejor.

Consejo: revisá en detalle cada postulación, la oferta, empresa y adjuntá el currículum y carta de presentación, si la solicitan.

¿Cómo afecta el CV en el proceso?

Puede ser que haya candidatos que tengan un currículum vitae mucho más claro o atractivo; y eso hace que muchas veces, se descarten a otros porque el CV no muestre realmente el profesional que es. El CV debe ser una “foto” de tu experiencia ajustada a la vacante a la que se está aplicando.

Es fundamental pensar muy bien cómo realizar el currículum, revisarlo varias veces; e incluso, adaptarlo o modificarlo según el nombre del perfil que buscan. Eso sí, siempre sé honesto, sin mentir en tus habilidades o experiencias.

Usá palabras clave en la descripción, tené los datos de contacto actualizados, evitá las faltas de ortografía o incoherencia con las fechas…

Hay algunas empresas que descartan a candidatos, si la información no está completa; y más aún, si no pueden ver esa información en el propio perfil de Computrabajo. Las preguntas de filtraje también permiten reducir el número de candidatos inscriptos.

Es común que un reclutador deba hacer frente a más de 4 procesos de selección con más de 800 CV inscritos en cada una de las vacantes. Gracias a la tecnología, el reclutador puede usar filtros automáticos, para reducir el número de inscritos y tener así un listado de los candidatos que más se ajustan al trabajo ofertado.

Por lo tanto, si como candidato no pensás en ello, podés ser descartado porque tu currículum no muestra realmente lo que ellos piden.

Urgencia y tiempo

Cuando hay urgencia para encontrar un empleo, es posible que te postules a todas las ofertas sin discriminar; y eso no es muy efectivo. En algunos casos, no se realizan las acciones pertinentes en el CV o puede ser que no tengas algunas de las habilidades o experiencias que piden en la oferta.

Cuando un reclutador publica una oferta de empleo, hay requerimientos que son indispensables y hay otros que son negociables. De este modo, si alguna de estas solicitudes es indispensable y no la tenés, quedarás por fuera del proceso.

Otro de los puntos esenciales es ir modificando y actualizando el CV . Una formación, charla o  habilidad pueden ayudarte a conseguir ese empleo que deseás. Si no está en el CV, no existe. Por eso, es importante repasar y actualizar el CV para mostrar ese crecimiento profesional.

Se vuelve indispensable  llevar a cabo una postulación inteligente y postularte solamente a las ofertas que encajen con tu perfil.

Sin noticias de la empresa

Una vez que tu currículum ha pasado los filtrajes previos, tenés la opción de realizar una entrevista. Pero aunque consideres que te ha ido bien, no recibís respuesta por parte del reclutador.

Aunque no es una buena praxis por parte de las empresas no hacer un seguimiento, es algo muy común.   

Como candidato, debés tener en mente varias cosas. Los tiempos del proceso suelen ser más lentos; y es probable que aunque no hayas recibido una llamada, sigas en el proceso. En esos casos, es fundamental tener paciencia y seguir postulándote a otras ofertas.

Por otro lado, podés aprovechar los minutos finales de la entrevista para preguntar la previsión; y pedir permiso para contactar al reclutador pasado este tiempo.

El email suele ser el medio más fácil de contacto y el menos intrusivo. Debés ser amable con el mensaje y preguntar de forma adecuada, tus dudas. Es una petición y no una exigencia.

Descartado

Puede ser que aunque hayas hecho un buen proceso y tu CV haya estado bien, recibas un “No” como respuesta.

Esto puede ser altamente frustrante, pero debés poner en perspectiva la búsqueda. Esto es una competición; y tal vez, no has sido la mejor opción para la empresa.

Sin embargo, de los errores, se aprende. Y es importante revisar qué has hecho, qué ha funcionado y qué no.

En estos casos, podés hacer una autoevaluación y detectar si hay algún aspecto en el que es posible mejorar o si necesitás una mayor capacitación. Si el fallo ha sido comunicativo, te recomendamos practicar para ejercitar esa habilidad.

En referencia a las empresas, se puede pedir como candidato que te den feedback y te informen qué aspectos debés mejorar y por qué has sido descartado. Es una forma de aprendizaje y es esencial considerar la respuesta desde un punto de vista constructivo.

Como hemos comentado, no todos los reclutadores lo hacen; e incluso, su alto volumen de trabajo puede ocasionar que no recibas respuesta al respecto.

En este contexto, debés poner foco en tu próximo objetivo e intentar que la experiencia ganada en los procesos anteriores dé resultado en el siguiente.

Podés ver el resto de la charla aquí, así como las respuestas que dio Dayana con respecto a: la edad en el proceso, la forma de hablar del salario y la importancia de sintetizar en el CV…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.