Portales de empleo

Portales de empleo

Hoy en día, la probabilidad más alta de encontrar una oferta de trabajo que se ajuste a tu perfil está en los portales de empleo, como CompuTrabajo. Los portales de empleo tienen que formar parte de tu estrategia para empezar a buscar trabajo.

No dudes en elegir aquel que tenga mayor número de vacantes disponibles. Si te esforzás en abarcar todos los portales, no darás abasto y, además, eso no garantizará que encuentres trabajo en aquellos que no son líderes dentro del mundo de la búsqueda laboral. En efecto, las empresas publican sus ofertas en donde más candidatos hay. Asimismo, son los portales de empleo más grandes los que tienen herramientas que facilitan que encuentres el trabajo ideal para vos, teniendo en cuenta el perfil, ubicación o la compañía en la que quieras trabajar u otros criterios relacionados.

En resumen, los reclutadores utilizan la tecnología de los portales de empleo como parte de su estrategia para encontrar a su candidato ideal.

Portales de empleo: ¿cómo funcionan?

Así funcionan los portales de empleo

1. Crea tu perfil

Tener tu CV dado de alta en un portal y público permite a los reclutadores encontrarlo, aunque no te hayas postulado a una oferta concreta.

2. Anótate a las alertas

Si no querés estar revisando cada día las nuevas ofertas que hayan sido publicadas por las diferentes empresas, te recomiendo que te suscribas al sistema de alertas. Programá que el portal te envíe un mail automático, cada vez que se dé de alta una oferta que encaje con tu búsqueda. De esta manera, podrás reducir el tiempo que dedicás a revisar páginas y páginas cada día. Como consecuencia de ello, podés dedicar dicho tiempo a tu formación online para prepararte mejor para el puesto o ampliar tu red de contactos, entre otras cosas.

3. Detectá las keywords o palabras clave que tienen que estar en tu CV

Las palabras clave son los términos que ayudan a los reclutadores a encontrar lo que están buscando, cuando realizan una consulta contra la base de datos de un portal de empleo. Para saber qué palabras clave debés utilizar, tenés que fijarte bien cómo está redactada la oferta de empleo y qué palabras usa. Te recomendamos que no utilices únicamente palabras generalistas como “departamento de marketing”; sé más específico con algo como: “a cargo de SEM, dentro del departamento de marketing”.

Por otra parte, si utilizás palabras clave en la descripción de tus habilidades, procura volver a usarlas en el resumen de alguna de tus experiencias, pero de manera contextualizada. Y otro consejo, no te excedas en la cantidad de palabras clave, ya que siempre hay una persona que valora si tu CV es coherente o no.

4. Analiza las empresas

No todos los portales lo permiten, pero CompuTrabajo es uno de los que sí. En la zona de “Empresas”, podés buscar la empresa que te interesa y descubrir cómo la valoran los empleados que trabajan o que han trabajado en ella, así como leer sus opiniones. Esta función es clave para no tener que volver a buscar trabajo a los pocos meses. Pasamos más de ocho horas trabajando, lo menos que se puede pedir es que sea un trabajo ameno.

5. Estate atento a puestos relacionados con tu perfil

Al analizar una empresa, también podés acceder a los puestos que ella está ofertando. Según lo que esté buscando, el siguiente paso puede ser que intenten encontrar a alguien con tu perfil. Es decir, si ves que se está aumentando el equipo de ventas de una compañía, puede ser que en breve necesiten un analista de nuevos negocios o un contable adicional para manejar el nuevo volumen de transacciones.

Del mismo modo, si están buscando cargos altos, podría pasar que los nuevos directores decidan modificar o ampliar la planta de empleados.

En cualquier caso, lo primero es lo primero. Acá, te dejamos un enlace de cómo encontrar trabajo de manera inteligente. No esperes más y ¡encontrá el trabajo de tus sueños!