Preguntas y respuestas para una entrevista de trabajo

Preguntas y respuestas de la entrevista de trabajo

Internet está lleno de posibles preguntas que te pueden hacer en una entrevista de trabajo. Algunas de ellas son más habituales y otras más locas, al estilo: “¿Si fueras un animal acuático, cuál creés que describiría mejor tus capacidades?”. En cualquier caso, hay una serie de preguntas que debés preparar porque, te las hagan o no, te ayudarán a practicar la entrevista y a poner en orden tus ideas.

Selección de preguntas y respuestas para preparar tu entrevista de trabajo

1. Hablame sobre vos

Tenés que ser capaz de resumir en cinco o 10 minutos a lo sumo, los hitos más importantes de tu carrera profesional, intercalando algunas informaciones personales. No es el momento de disfrutar hablando de vos, sino de explicarle al entrevistador lo acertado que ha estado al seleccionarte para una entrevista y mantenerlo en esa idea. Lo que en realidad quiere saber la persona que te ha hecho la pregunta está relacionado con tu madurez y tu autenticidad.

2. ¿Cuáles son tus fortalezas y tus debilidades?

Al responder sobre tus fortalezas o debilidades, debés elegir no más de tres y explicar una acción en la que gracias a ello saliste adelante. En el caso de las debilidades, deberás explicar cómo la contrarrestas. Por favor, no digas que sos demasiado perfeccionista (buscando una característica con dos caras); los entrevistadores están aburridos de escuchar esta respuesta.

3. ¿Qué dirían tu jefe o tus compañeros de trabajo de vos?

Puede ser que te la hagan o puede ser que no, pero en cualquier caso, es muy interesante que la llevés preparada porque responder honestamente lo que se te ocurra en ese momento puede estar influenciado por las últimas horas que hayas pasado en la oficina. Lo mejor es hacer el ejercicio de reflexionar y preparar una respuesta sincera enfocada en lo positivo.

4. ¿Dónde te ves dentro de cinco años?

Para responder esta pregunta, hay que intentar ser realista, pero a la vez mostrar un poco de ambición, aunque no de manera desmesurada. Si te interesa mucho el puesto, una buena respuesta es la de confirmar que te ves en esa empresa (o una similar), ejerciendo funciones de mayor responsabilidad o más completas.

5. Contame un ejemplo de una situación complicada que hayas vivido y cómo la resolviste

Con esta pregunta, se pretende medir la reacción del candidato ante circunstancias difíciles. Para responder, utiliza el método STAR (Situaciones, Tarea, Acción y Resultados). Definí una situación, qué tareas afectaba, qué acciones tomaste y qué resultados obtuviste. Si en tu carrera profesional no has tenido la experiencia de enfrentarte a una situación difícil, lo mejor es que se lo digas al entrevistador y expliques tu experiencia ante una situación similar en otros aspectos de tu vida.

6. ¿Qué podrías contarme acerca de nuestra compañía?

Jamás te presentes a una entrevista sin haber estudiado bien a fondo la compañía que te va a entrevistar, tal y como aconsejamos en nuestro artículo Cómo empezar a buscar trabajo. El primer lugar en donde tenés que mirar, es en la página de empresas de CompuTrabajo. Allí, obtendrás información sobre la fuerza de la marca empleadora de la compañía y lo que opinan las personas que trabajan o han trabajado en la compañía. Es importante que investigues punto por punto la compañía por dos motivos: uno, para ver si te interesa trabajar en ella y, en segundo lugar, porque con esta pregunta lo que quieren averiguar es cuánto interés tenés en las cosas que para vos deberían ser importantes.

7. ¿Por qué considerás que esta puede ser una buena oportunidad para vos?

Para responder esta pregunta, hay que tener a mano nuestra lista de fortalezas. Deberás responder de manera tal que quede evidente por qué contratarte es una buena oportunidad para ellos, a la vez que señales cuáles son los aspectos por los cuales te interesa formar parte de su equipo laboral.

8. ¿Cuál sería tu puesto ideal?

Esta sí que es una pregunta trampa. Si realmente estás interesado en el puesto que te ofrecen, eso es lo que has de responder. La empresa no te está preguntando por tus sueños o aspiraciones, sino quiere saber si te considerás capaz y te ilusiona formar parte de su equipo. Si respondés con un puesto diferente al que te están ofertando, lo primero que se pregunta el entrevistador es: “¿Y entonces, por qué estamos aquí perdiendo el tiempo?” A nadie le gusta ser el segundo plato en una cena.

Tener una entrevista te sitúa en el primer escalón de los elegibles. Por lo tanto, es imprescindible que la prepares bien. Pueden hacer otras muchas preguntas generales y otras más específicas relacionadas con el cargo específico a desarrollar. Un consejo más: evitá las respuestas típicas que podés encontrar en Internet. Por el contrario, creá tu propia historia, la que te diferenciará de los demás candidatos. Sé honesto y escuchá bien la pregunta antes de responder. ¡No te olvidés de preparar tus propias preguntas para el entrevistador!

Recordá: Practicá, practicá, practicá…de ser posible con alguien. Podés seguí leyendo otro de los tantos artículos del blog de CompuTrabajo  o revisá las ofertas de empleo que tenemos ahora disponibles.