Salario económico, un factor decisivo para cambiar de empleo

¿Cuándo cambiar de empleo? Alerta salarios

¾ partes de los trabajadores del mundo no están satisfechas con su empleo actual. Eso significa que más de la mitad no se siente motivado en su actual puesto. ¿Sos uno de ellos?

Buscar un nuevo empleo significa tener que pasar por todas las fases del proceso, no solo las físicas, sino también las mentales.

El factor más importante para cambiar de empleo depende del momento de tu vida en el que estés. Las personas que pertenecen a la generación Baby Boomers creen que el sueldo es el factor más decisivo. Sin embargo, para los Millennials y la Generación X el salario, se encuentra en segunda posición, por debajo de las oportunidades de carrera que ofrezca la empresa.

Salario como reconocimiento

El salario es una cantidad recibida como contraprestación por la dedicación y las horas trabajadas. Es una cantidad estipulada según el trabajo desarrollado y debe tener en cuenta el costo de la vivienda, comida y gastos. Esa cantidad permite el desarrollo personal y familiar del trabajador.

El salario muestra el grado de reconocimiento que la empresa tiene hacia el trabajador. Es decir, cuanto más alto, más valora la actividad que realiza esa persona en la compañía.

La retribución salarial puede usarse como incentivo para mejorar el desempeño y la productividad, además de ser una fuente de fidelización, ya que da seguridad y permite al trabajador pensar a largo plazo.

Una de las razones de cambiar de empleo es porque ese salario no se adecua a la valía real que el trabajador cree que aporta. Muchas veces, los salarios se congelan y aunque cada año crezcan las responsabilidades y los gastos, el salario no crece igual de rápido.

Antes de aceptar un empleo, debés valorar y examinar las tareas que exige, la cualificación demandada y calcular si lo que te ofrecen está alineado con los sueldos actuales en el país donde se encuentra el empleo.

Aunque el salario es una razón de peso para propiciar el cambio, debés tener en cuenta también el salario emocional, que complementa el económico y puede facilitarte la conciliación laboral y familiar.

¿Cuándo llega el momento de cambiar? Alerta salarios

Hay temporadas en las que determinados puestos de empleo tienen más demanda que otros. También, hay temporadas en las que los salarios suben y otros, en los que bajan.

Estos factores pueden deberse a muchos motivos, como por ejemplo: mucha demanda y poca oferta; apertura de nuevos negocios en una zona; nuevas habilidades de esos profesionales; etc.

Para poder saber cuándo es el mejor momento para aplicar a esas nuevas vacantes, en CompuTrabajo, podés crear alertas de salarios.

Esta nueva funcionalidad te permite saber el sueldo promedio de un profesional en tu sector y te avisa cuándo ese sueldo aumenta. Esa información es vital para saber cuándo es el momento ideal para empezar la búsqueda del nuevo empleo e incluso si querés pedir un aumento en tu trabajo actual.

Conocer el salario medio de un puesto no solo te ayudará a saber el momento ideal para hacer el salto, también te puede ser útil cuando te pregunten cuáles son tus condiciones salariales; esa pregunta que causa ansiedad y nunca sabés si has respondido correctamente.

Gracias a esta nueva propuesta, podrás saber si te situás en un rango medio, y cuando vayas a la entrevista, podrás responder con conocimiento de causa, además de comprobar, ahí mismo, si tu salario está en el rango normalizado de lo que se cobra en un puesto de trabajo como el tuyo.

El salario emocional otro factor decisivo

Aunque el dinero te puede ayudar a tomar en cuenta un posible cambio de empresa, a veces no es suficiente y por eso, debés tener en cuenta el salario emocional.

El salario emocional responde a todos esos aspectos complementarios a la retribución, ya sea con productos o servicios, que permiten al trabajador conciliar sus necesidades personales y laborales con la jornada de trabajo.

  1. Desarrollo de carrera profesional: es importante saber si ese nuevo puesto puede suponer un plan de carrera a medio y largo plazo. Puede ser que ese aumento de salario sea importante el primer año, pero también es necesario saber si hay posibilidades de crecer en el departamento o si la empresa fomenta la formación continua.
  2. Conciliación con la vida personal: los horarios y la flexibilidad son factores determinantes, no solo cuando tenés hijos, sino también en otros momentos de tu vida. Por ejemplo, poder asistir a clase, al gimnasio o pasar la tarde con tus hijos forma parte del salario emocional, que muchas veces no se pregunta en las entrevistas o no se tiene en cuenta a la hora de escoger o no el nuevo empleo.
  3. Buen ambiente laboral: 9 horas al día -hay días que incluso más- es el tiempo que invertís en el trabajo. El ambiente laboral es importante, ya que si no se propicia el compañerismo, puede ser un verdadero problema para tu salud mental. Gestionar el estrés y poder expresarlo son elementos esenciales.
  4. Beneficios sociales: saber si la empresa ofrece cobertura médica, viáticos o guardería puede ayudar a aumentar la contribución, aunque no sea solo salarial.

Estos programas ayudan a retener y fidelizar el talento, así como atraer a nuevos trabajadores a la empresa. Tenelo en cuenta a la hora de buscar un nuevo empleo y aceptarlo.

Un empleo motivador y que forme parte de tu plan de carrera

Aunque el sueldo forma parte de la necesidad del cambio, debés tener en cuenta si el nuevo paso te llevará a conseguir las metas planteadas en tu plan de carrera.

Es posible que hasta ahora no hayas pensado en ello, pero un trabajo motivador resulta mucho más satisfactorio y hará que tu vida laboral no sea un cómputo de horas. Así, desarrollarás una tarea que te realice como persona.

“Elige un trabajo que te guste y nunca tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida”. Confucio.

Participar en proyectos innovadores y tener nuevas oportunidades pueden ser finalmente los factores decisivos para elegir el trabajo o no.

De todos modos, solo vos decidís si el cambio vale la pena.

8 comentarios en «Salario económico, un factor decisivo para cambiar de empleo»

  1. Me parece un artículo sumamente interesante ya que como dice el artículo invertimos mucho más tiempo trabajando que en actividades cotidianas.
    En mi caso se me complica la búsqueda porq tengo 35 años y a pesar de no tener hijos está limitada la búsqueda. Trabajo en negro hace 1 año y soy profesional pero esta todo muy complicado.

  2. la verdad que si, yo trabajo en negro hace 3 años y siguen firmes de no querer ponerme en libros, y tambien soy profesional, se abusan de la necesidad de la gente.. es lamentable porque nos basurean, los unico que salen ganando son los dueños de las empresas mientras que uno se rompe el lomo trabajando pagan miserias

  3. Excelente, por eso deje mi trabajo, mas allá que no se nos pagaba en término y no habia mas crecimiento como el prometido, mi salario emocional estaba muy defasado.
    Monica, mujer de 48 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *