Verbos y palabras clave para incluir en el currículum

verbos y palabras clave

¿Tu currículum nunca pasa de “visto”? ¿No sabés qué le falta para que triunfes en los procesos? ¿Lo has revisado mil veces; y aun así, no muestra qué tipo de profesional sos?

En esta nueva sesión, contamos con Diana Orozco, Talent Acquisition & People Partner en Computrabajo, con la que hablamos sobre cómo incluir los verbos y las palabras clave en el CV. Ella nos dará algunos ejemplos prácticos, para que podamos realizar esos cambios lo antes posible.

Cuando estamos redactando el CV, suelen aparecer muchas dudas sobre qué debemos incluir, qué quitar y cómo sintetizar la experiencia laboral. Y a esto, se añade el uso de verbos adecuados a nuestro perfil.

¿Dónde colocarlos? ¿Cómo incluirlos en nuestro CV? ¿Qué aportan? ¿Cómo sabemos que son los adecuados para nuestro perfil?

Para redactar un buen currículum vitae, es importante la información y el orden de aquello que vayas a contar. Uno de los principales errores es la ortografía y puede ser un motivo de descarte por parte de la empresa.

De este modo, un buen CV te hará crecer profesionalmente y conseguir ese empleo que tanto deseás.

La estructura básica de un CV

Diana Orozco pone especial énfasis en la evolución del CV. Hoy en día, hay mucha gente que no sabe que es necesario incluir verbos de acción en este documento. Añadirlos puede marcar la diferencia, igual que ocurre con las palabras clave.

La estructura básica de un currículum es la siguiente:

  • Información personal: debe ser correcta y estar actualizada. Algunos candidatos no responden a las llamadas o emails de los reclutadores. O incluso, no tienen la información actualizada; y eso hace que la empresa se comunique con la opción 2, ante la falta de respuesta del primer candidato. Según Diana, esto ocurre de forma habitual y mucho más de lo que pensamos.
  • Extracto: es una breve presentación de la persona. Puede incluir: las habilidades, los objetivos a corto plazo del candidato, etc.
  • Habilidades profesionales: aquello que nos diferencia del resto; es decir, las soft skills que nos hacen ser un profesional diligente y atento. Cada vez, los reclutadores prestan más atención a estas habilidades blandas, ya que son la clave para saber si esa persona encajará o no en la empresa y en el equipo.
  • Logros: es otro de los grandes olvidados en el currículum. A veces, olvidamos añadirlos. Pero son temas relevantes a la hora de mostrar qué tipo de profesionales somos.
  • Experiencia profesional: es esencial tener en cuenta qué queremos incluir y qué no. Si tenemos una larga carrera, entonces, deberemos sintetizar y eliminar aquellos puestos que no aporten nada a nuestro objetivo actual. Sin embargo, si no contamos con un amplio recorrido laboral, incluiremos todos los trabajos realizados hasta la fecha.
  • Formación académica: tanto las finalizadas, así como los estudios que estén en curso. Como profesionales, debemos estar en constante formación, para no quedar atrás y seguir siendo competitivos en el mercado laboral. De este modo, se debe añadir las formaciones oficiales y las no regladas. Al final, el mundo cambia y la forma de estudiar y aprender ya no es la misma.
  • Idiomas.

La importancia de los verbos en el CV

Los verbos de acción son una carta de presentación de la clase de profesional que somos. Es una manera de ayudar al reclutador a revisar el documento y tener una visión más amplia de nuestro perfil laboral.  

Asimismo, es recomendable agregar los verbos en el apartado del extracto del CV. Y también, en la sección de las habilidades y de experiencia profesional.

El extracto es una forma de darle la bienvenida al reclutador, de atraerlo e incitarlo a que siga leyendo tu CV. En resumen, es el primer impacto, tras los datos de contacto; y sirve para contar cuál será tu próximo paso en tu carrera profesional.

Diana nos mostró un ejemplo real de un buen uso de verbos y logros en un currículum. Por ejemplo, un gerente de marketing digital con 5 años de experiencia en la dirección de una empresa, aumentó el crecimiento de las ventas online en un 15%. Estos datos los añadió en el extracto. Y así, comunicó la eficiencia en su trabajo con claridad. Para ello, usó verbos como “maximizar”, “optimizar” y “liderar”.

Poner en contexto los proyectos y las funciones permite saber qué tareas y qué logros profesionales logró esa persona en sus puestos anteriores. Ello da una visión más rica del currículum y permite ver con quién estamos tratando, en qué se enfoca y cuál es su estilo.

Siendo así, cuantificar los logros y exponerlos con claridad, permite ver un crecimiento objetivo y cuantificable, fuera de opiniones subjetivas.

La licenciada Orozco recordó que es central evitar (en la medida de lo posible) los verbos “hacer” o “tener”, ya que son de uso común y no destacan la acción en sí.

Otro consejo fundamental es conjugar los verbos. De hecho, debemos usar la primera persona del singular, debido a que hemos sido nosotros los que realizamos esa acción. Además, conjugar bien nos ayudará a no cometer errores gramaticales, que puedan suponer un descarte de la candidatura.

El currículum, como todo documento, tiene un estilo de escritura que se debe mantener en todos los apartados. Así, no podemos hablar en primera persona al inicio; y luego, de nosotros en la experiencia profesional, como si fuéramos un equipo. Tampoco, usar verbos en infinitivo y mezclarlos con verbos conjugados.

Es esencial que el documento tenga coherencia sintáctica y de contenido. Igualmente, no es recomendable dejar huecos sin rellenar o no destacar la formación académica. Al mismo tiempo, es recomendable revisar el estilo y unificar el contenido, junto con el diseño.

Durante la sesión, Diana expuso ejemplos reales de verbos bien aplicados en el CV. Y dio respuesta a algunos perfiles, como psicólogos, profesionales de Recursos Humanos; e incluso, de marketing y atención al cliente.

Te aconsejamos revisar el webinar nuevamente, para poder tomar nota de estas recomendaciones. Y así, podrás incluirlas en tu CV y perfil de Computrabajo lo antes posible.  

Keywords o palabras clave

Las palabras clave son más utilizadas que los verbos de acción; y sirven para posicionar mejor tu candidatura. Tal y como nos comentó Diana, actualmente, el área de Recursos Humanos cuenta con herramientas que permiten evaluar un CV de manera automatizada. Y además, actúan de forma parecida a Google; es decir, indexan según las keywords que reconozcan en tu CV.

Casi el 60% de las empresas ya cuenta con una herramienta de este tipo para agilizar los procesos de selección.

El software busca ciertas palabras en el documento, que se demandan en la oferta de empleo. Ello, con la finalidad de ver si el CV tiene o no esas palabras en el cuerpo del documento.

Contar con las palabras clave adecuadas nos da más posibilidades de aparecer en el motor de búsqueda. Y en consecuencia, de estar en la mente del reclutador cuando empiece la ronda de entrevistas.

Si necesitás saber más sobre las palabras clave, podés leer sobre ellas en nuestro blog.

Lecciones aprendidas:

  • Revisá la estructura y la información de tu currículum vitae.
  • Usá verbos para darte a conocer ante los reclutadores.
  • Las keywords son elementos esenciales para las herramientas de reclutamiento.
  • Usa los verbos y keywords adecuados a tu perfil.
  • Cuantificá tus logros y dalos a conocer.
  • Un extracto atractivo puede ser un buen puntapié para enamorar al reclutador.

Podés ver toda la sesión en nuestro canal de YouTube. Y además, dejarnos tus dudas sobre las keywords o verbos relacionados con tu perfil en la sección de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.