5 desafíos de RR.HH. ante la transformación digital

transformacion_digital_2022

Ya no podemos hablar del futuro de la transformación digital porque es una realidad. Muchas empresas han cambiado su modelo de gestión y la digitalización y automatización han llegado para quedarse.

El nuevo modelo económico es mucho más flexible y se centra en los elementos esenciales que conforman una empresa: estrategia, organización, gestión, planificación, evaluación y contabilidad.

Ante este nuevo escenario, muchas compañías se encontrarán con un gran obstáculo: su cultura organizacional. Esto hace que se vea cierta reticencia, tanto en personal, así como en el área de procesos, de abrazar plenamente este cambio y que el compromiso no sea tan evidente.

El área de RR.HH. es la palanca impulsora de la transformación digital. Si una empresa quiere sobrevivir y ser competitiva, deberá aceptar la revolución digital y crear un sistema de convivencia y colaboración junto con los nuevos entornos digitales.

Para el departamento de Recursos Humanos, este año 2022 llega repleto de desafíos, como son: la humanización, flexibilidad, transversalidad, el compromiso y la actitud proactiva.

5 grandes desafíos

1. Compromiso del capital humano

Parece que los colaboradores quieren tener flexibilidad a la hora de realizar sus tareas. La conciliación laboral y el esfuerzo extra durante el Coronavirus, ha despertado la necesidad de trabajar por objetivos y fijarse en el desempeño y no en las horas que invertís en la oficina.

Como área de Recursos Humanos, es necesario tener en cuenta las necesidades de los trabajadores y crear un programa de retención para poder balancear mejor diversos ámbitos de la vida.

Este compromiso del capital humano también afecta la atracción de nuevo talento. Los embajadores y su percepción influyen ampliamente en los candidatos y en el Employer Branding de la marca.

Los colaboradores son la mejor imagen que la empresa puede dar y sus opiniones se convierten en faro de atracción de potencial talento.

En relación con este reconocimiento, Computrabajo realiza el ranking de mejores empresas para trabajar en el país. Una forma de premiar a aquellas organizaciones y equipos de recursos humanos por su trabajo para convertir sus organizaciones en un buen lugar en donde desarrollar su potencial.

2. Comunicación dentro de la empresa

El trabajo híbrido ha puesto de manifiesto la necesidad de tener una comunicación fluida y horizontal dentro de la compañía.

Para trabajar de forma colaborativa y en equipo, es necesario contar con canales de comunicación que permitan transmitir los mensajes: no solo de arriba hacia abajo, sino también entre departamentos y de colaboradores a directivos.

Lejos ha quedado un sistema comunicativo piramidal. Las redes sociales, los chats y las Intranet han cambiado la forma de relacionarnos entre nosotros; y en las empresas, no puede ser de otra forma.

Las organizaciones deben contar con canales oficiales de comunicación. Pero también con herramientas que permitan los mensajes instantáneos y el trabajo colaborativo.

3. Cultura de transformación

No solo RR.HH. debe liderar este proceso, sino que el resto de las áreas debe abrirse al cambio y aceptarlo de forma proactiva, para poder sobrevivir a las nuevas revoluciones.

Ya hemos dicho que uno de los principales problemas es la cultura organizacional. Hacer algo porque se hace así desde siempre no es una justificación para no cambiar.

Aquellas empresas que no abracen este cambio en su cultura sufrirán graves consecuencias; e incluso, puede repercutir en su negocio.

Como área de talento, se deberá dar el ejemplo y adoptar una nueva actitud hacia el cambio. Empezar a usar nuevas herramientas y programas que faciliten el trabajo, capacitarse para ello; y a la vez, promover entre los líderes intermedios, la promoción de esa cultura de curiosidad y nuevos aprendizajes.

Si no se acepta la nueva realidad, puede que ser esta acabe con nosotros y nos releve a profesionales obsoletos.

4. Satisfacción de los colaboradores

Debemos conocer qué sientan y piensan los colaboradores. Este conocimiento dará información sobre su grado de satisfacción con respecto a los nuevos cambios y las formas de trabajar.

Si se desea tener éxito en la transformación digital, es importante ser conscientes de cómo se ven afectados y se adaptan los profesionales.

Las encuestas de clima o de satisfacción realizadas de manera sistemática y recurrente, darán información que afectará también la retención y la rotación de personal.

Estos datos pueden llevar a modificar las estrategias de transformación; e incluso, predecir cómo se aceptarán los cambios y qué programas de capacitación serán necesarios.

La recopilación de data será otra de las tareas de RR.HH. y servirá para predecir y optimizar las estrategias y actividades de esta área.

5. Favorecer el crecimiento profesional

Casi el 60% de los empleados no cree que su empresa los esté preparando adecuadamente para el futuro, según una encuesta realizada por LinkedIn.

Descubrir el potencial de cada empleado y favorecer su crecimiento será uno de los desafíos más latentes este año 2022. El crecimiento dentro de la organización es una de las claves de la transformación digital.

Un colaborador que ya trabaja con la compañía tiene mucho más conocimiento de la organización; y su sabiduría va más allá de saber hacer sus tareas. Conoce la compañía, las políticas internas, la misión de la organización… Formarlo adecuadamente para superar los futuros obstáculos puede ser mucho más rentable que empezar desde cero.

Este crecimiento profesional asimismo se convierte en una forma de atraer nuevos profesionales. Todo el mundo quiere seguridad laboral y tener una meta a largo plazo favorece el compromiso y la retención.

De este modo, para poder enfrentarse a la transformación, se debe disponer de colaboradores dispuestos a aprender y cambiar por la empresa. O en otras palabras: personas con una alta capacidad de adaptación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.