8 gestos para mejorar la experiencia de candidato

8 gestos para mejorar la experiencia del candidato

Una mala experiencia durante el proceso de selección puede hacerte perder, no solo candidatos, sino también clientes y además, aumentar la mala reputación de la empresa.

Por ese motivo, te ayudamos a mejorar la Candidate Experience con estos 8 gestos, fáciles y ágiles de implantar.

Los candidatos que experimentan un buen proceso son el doble de propensos de recomendar a la empresa y convertirse en clientes, aunque no hayan sido contratados.

Se sabe que el departamento de RR.HH. tiene mucho trabajo y a veces, no resulta fácil dar un trato personalizado a todos los candidatos.

Pero no es una tarea imposible, ya que puede realizarse e implementarse de forma rápida y ver los resultados a mediano plazo.

8 gestos para mejorar la Candidate Experience

1. Investigá a tus candidatos y tomá notas

Un buen candidato investiga la empresa antes y después de aplicar. Por ese motivo, es justo que los gestores hagan lo mismo.

Esta investigación debe hacerse cuando el candidato está citado para la entrevista, es decir, en una etapa avanzada. Por lo que los candidatos aptos no serán tantos como al inicio de la convocatoria.

Además, podés usar filtros para ir evaluando a los candidatos y así, resaltar los que más encajen. En CompuTrabajo, están disponibles las Killer Questions o preguntas de filtrado, que te pueden ayudar a encontrar candidatos de más calidad.

Hay otras formas de filtrar a las personas que quieren formar parte del equipo. Si contás con un software de reclutamiento como Sherlock, podrás crear procesos automatizados e ir descartando candidatos a través de los test.

Gracias a la investigación previa, podrás hacer preguntas más concretas sobre la persona y mencionar algún tema que le interese. Es una buena manera de tener información de cómo es esa persona fuera del ambiente laboral.

Consultar su currículum y redes sociales podrá ayudarte a desarrollar mejor la parte de la entrevista, destinada a la experiencia laboral.

2. Hacé que sientan la cultura de la compañía

Según la consultora Gallup, la cultura de la empresa puede aumentar o disminuir en un 20 % las posibilidades de atraer talento.

Muchas empresas dicen tener una gran cultura empresarial, pero cuando los candidatos asisten a la entrevista, no lo sienten.

Lo que quiere una persona es asegurarse que esa nueva oportunidad sea un excelente lugar para él. Por eso, quiere saber cómo se sienten los colaboradores, cómo es el día a día, qué se promueve…

Ha sido comentado muchas veces, pero en tu página de “Trabaja con nosotros”, debe haber testimonios de trabajadores, noticias sobre las actividades, los beneficios de trabajar allí, etc.

Durante la entrevista, debés explicar al candidato las actividades que se realizan y cómo el resto del equipo lo ayudará a integrarse; hacele sentir la experiencia de trabajar allí.

3. Comunicación constante

Uno de los errores más graves que se puede cometer durante la Candidate Experience es no mantener la comunicación.

La persona quiere estar informada de cómo evoluciona el proceso, desde el mismo momento en el que aplica a la vacante.

Sucede igual, aunque el proceso haya finalizado y el candidato no haya sido seleccionado. La incertidumbre y la mala comunicación pueden perjudicar seriamente tu Employer Branding.

Podés usar plantillas automáticas para comunicarte con ellos y si contás con Sherlock, podés automatizar esos mensajes, para que se envíen en cada fase del proceso de selección.

Recordá siempre personalizar el mensaje. Enviá emails con el nombre de la persona, el rol al que aplicaron, el nombre de la empresa y usé ese correo para recordarle que guardás el CV para futuras oportunidades.

4. Informale de las personas que estarán presentes en la entrevista

Puede parecer irrelevante, pero no lo es. Si un candidato espera una entrevista cara a cara con una sola persona, puede reaccionar mal o parecer poco preparado, si la entrevista es con un grupo de 8.

Podés comentárselo por teléfono o bien, por email. Dale los nombres y/o cargos de las personas que asistirán. De este modo, la persona sentirá que la empresa facilita la entrevista y además, es transparente. Uno de los rasgos más demandados por los millennials.

5. Sé realista con el trabajo que desarrollará

6 de cada 10 colaboradores dicen que la realidad del trabajo no coincide con las expectativas creadas durante la entrevista, según una encuesta de Glassdoor.

Esa incoherencia puede hacer que todo el trabajo, dinero y esfuerzo invertido en la contratación desaparezcan al empezar a trabajar. Muchas personas dejan sus puestos de trabajo, al encontrarse con una labor que no se esperan.

Por eso, hablale al candidato de todos los aspectos del trabajo, de las épocas en las que hay más tareas a realizar y si hay momentos de estrés. Realizá una descripción realista de la vacante.

Eso no significa mostrar solo los aspectos negativos, pero tampoco ignorarlos por completo. Una imagen real ayudará a la persona a saber si es capaz de sacar adelante los objetivos planteados.

Puede ser una forma de hacerle sentir la cultura de la organización. Explicale qué herramientas da la empresa para superarlo y cómo el equipo trabaja para conseguir las metas propuestas.

6. Dónde se realiza la entrevista

La sala donde se lleve a cabo la entrevista también influirá en la experiencia del candidato. No es lo mismo hacerlo en una sala de reuniones que en la cafetería de la empresa o bien, en una mesa de la oficina.

Debés hacer sentir al candidato cómodo. Por eso, asegurate de que el espacio también lo sea.

Algunos de los candidatos con los que CompuTrabajo ha hablado explican experiencias un poco traumáticas. Por ejemplo, uno tuvo que hacer su entrevista en una cafetería porque la oficina estaba en obras.

Otro dio sus respuestas delante de sus compañeros, lo que hizo que la presión aumentara y se sintiera juzgado, no solo por el entrevistador, sino también por el resto de los compañeros.

Buscá un lugar acorde a la filosofía de la empresa y asegurate de que tenga todo lo que necesitás para desarrollar la entrevista sin interrupciones.

7. Sé puntual y mantené los tiempos

Es una de las premisas que tiene el candidato: llegar puntual a la entrevista. Entonces, el entrevistador debe serlo también.

Planificá bien tu agenda y asegurate de poder cumplir con tu palabra.

Mantené los tiempos y si le decís al candidato que será una entrevista de una hora, procurá no superar ese tiempo límite.

Cualquier cosa que digas a la persona entrevistada deberás mantenerla. Por ejemplo, si le decís que contactarás con él en tres días, anotalo en la agenda y hacelo.

Pensá que sos la imagen de la empresa y todo contacto con vos puede ayudarlo a decidir que ese lugar es el adecuado para él.

8. La importancia de los detalles

Los pequeños detalles pueden interferir en la experiencia del candidato. No prestar atención a los detalles de cada paso que da el candidato en la empresa puede perjudicar todo el trabajo del equipo. Y repercutir, además, en el Employer Branding de la marca.

Elaborá un listado de los momentos en los que el candidato tendrá contacto con la empresa y garantizá que reciba el trato adecuado. Podés consultar todas las fases de contacto en el artículo Creá una buena Candidate Experience.

Realizar una buena Candidate Experience ayuda a:

  • Reducir costos por contratación.
  • Mantener una base de datos activa y fiel.
  • Mejorar la tasa de conversión de las vacantes.
  • Aumentar los comentarios positivos sobre tu Employer Branding.

No lo dudes e implantá estos 8 puntos en tus estrategias. Verás los resultados a corto y mediano plazo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *