Aprendizajes sobre las contrataciones: una reflexión que todo reclutador debería realizar

reflexiones_reclutador

En ciertas ocasiones, las personas echamos la vista atrás y reflexionamos sobre los aprendizajes y el trabajo realizado a lo largo del año. Muchas veces, se lleva a cabo este análisis de forma automática, y no guardamos o diseccionamos en profundidad todo lo sucedido.

Hoy en día, como reclutadores, contamos con más herramientas para poder ver los principales KPI del área desde un formato gráfico. Por ejemplo, la Solución Integral de Computrabajo te permite ver todos los datos relacionados con el reclutamiento de un solo vistazo.

Pero una vez que tenemos los datos, es importante efectuar una reflexión exhaustiva de ellos. Es decir, qué ha aportado a la empresa nuestro trabajo, cuáles han sido las contrataciones exitosas (con compromiso del colaborador y más allá de un año); y también, en dónde han fallado nuestros métodos.

Cuestiones sobre tu trabajo que deberías plantearte

¿Cómo tratas a los candidatos que no han conseguido el empleo?

Es esencial que tengamos en mente las buenas prácticas del reclutamiento. Así, debemos darles una respuesta a todos aquellos candidatos que participaron en el proceso, pero que finalmente no fueron elegidos.

Dar una mala experiencia al candidato afectará la reputación de la empresa, pero también la nuestra, como gestores de talento. Sabemos que hay mucho trabajo; y a veces, no es fácil hacerse el tiempo oportuno para llevarlo a cabo.

Sin embargo, hoy, esto no es una excusa, porque contamos con recursos para automatizar y personalizar esta parte del proceso. Y como resultado, poder brindar un excelente acompañamiento al candidato durante todas las etapas.

Computrabajo, aliado con SherlockHR, pone a la disposición de los clientes del portal la posibilidad de enviar emails al candidato de forma automática. Ello, sin tener que dedicar más tiempo del que se tiene a esta tarea, que en ocasiones es ingrata.

Nadie quiere ser portador de malas noticias, pero no recibir ninguna puede ser mucho peor. De hecho, puede generar que el candidato deje de buscar trabajo al pensar en esa llamada que nunca va sucederá.

En pocas palabras, la forma en la que tratamos a los candidatos dice mucho de la empresa. Pero al mismo tiempo, de nuestra Personal Brand como reclutadores.

¿Cómo medís el éxito de tus estrategias de selección?

Esta pregunta puede responderse con varios KPI. Por ejemplo: el tiempo de permanencia de un profesional en su puesto, por medio de la satisfacción del líder y del equipo con él, de la productividad de esa persona; e incluso, de su propio grado de satisfacción con la compañía.

No obstante, seguramente, haya algunos datos más que te hagan pensar que la contratación ha sido un éxito. Ya sea por cómo has llevado el proceso, las herramientas que has usado para valorarlo y hasta las preguntas que hayas realizado en la entrevista.

El éxito puede ser una combinación de elementos tangibles (KPI) e intangibles (aprendizajes del proceso), que pueden ser replicados en otras búsquedas. Esto, siempre y cuando, hayamos hecho este ejercicio de reflexión y aprendizaje.

¿Cuándo utilizás la data para reclutar? ¿Y la tecnología?

Como reclutador, es imprescindible aprovechar toda la información disponible a la hora de seleccionar y contratar a un nuevo colaborador.

El uso de data en Recursos Humanos esta cada vez más extendido y aprovecharla con frecuencia, te posiciona a la vanguardia del área. Puedes recabar información sobre la vacante, el equipo, el tiempo medio de permanencia en un sitio… Todo esto para hacer y pensar una buena job description.

Otro uso efectivo de la data implica conocer el tiempo medio de contratación, qué etapas son más decisivas, qué fuentes te proporcionan mayores candidatos de calidad, etc.

En este caso, la Solución Integral cuenta con toda esta información, para que puedas tener una visión ampliada y contrastada de cómo son los procesos de la empresa al momento de reclutar.

Del mismo modo, utilizar la Inteligencia Artificial o el filtraje automatizado de currículum puede disminuir considerablemente el tiempo y el costo de los procesos de selección.

¿Qué aprendiste de los contratados erróneamente?

Como suele decirse “De los errores, se aprende”. En este caso, es central extraer conclusiones de las malas contrataciones.

¿Qué señales has detectado que suelen llevar a una mala contratación? ¿Hay elementos comunes en las equivocaciones? ¿Se puede mejorar algo del proceso para cambiarlo?

Debes responder todas estas preguntas cada vez que un proceso no haya salido como habías planeado.  Anotá las reflexiones; y por consiguiente, será más fácil detectarlos y avanzar.

La experiencia de un reclutador se va consolidando a base de un proceso de prueba y error. Todos somos humanos; y a veces, las cosas no salen como planeábamos. Pero debemos tomar nota para intentar no tropezar con la misma piedra en varias oportunidades.

¿Cuál es tu Personal Brand? ¿En qué te destacás como reclutador?

Todos tenemos una marca personal. Algunos la desarrollan más que otros, pero siempre hay algo que nos identifica y caracteriza como profesionales. Efectivamente, este puede ser tu ventaja competitiva frente a otros compañeros y una insignia que te permita especializarte.

En el caso de los gestores de talento, la Personal Brand incide directamente, en la forma de seleccionar y realizar un reclutamiento.

¿Qué te caracteriza como reclutador? ¿Cuál es tu rasgo distintivo? ¿Qué hacés para marcar la diferencia? Cuándo reclutás, ¿qué te mueve?

Es necesario tenerlo claro, porque puede que esto sea una fortaleza como profesional, pero no trabajar tu Personal Brand puede ser un punto débil en tu trabajo.

¿Pensás sobre el futuro de la selección? ¿Realizás formaciones para actualizarte desde una perspectiva profesional?

Finalmente, para terminar estas reflexiones, es esencial saber qué tipo de profesional sos. ¿Te estás preparando para el futuro?

La formación continua es un requisito para todos los profesionales. Y también, para los del área de Recursos Humanos. Conocer las tendencias, aprender nuevas formas de realizar el trabajo, usar la tecnología a tu favor y compartir experiencias, es muy útil para seguir llevando a cabo una buena labor.

En este sentido, desde Computrabajo, realizamos capacitaciones en formato webinar cada mes, para ir avanzando a la par de las nuevas tendencias del mercado, de la tecnología aplicada a RR.HH. y poder compartir algunos casos de éxito. ¡No te lo podés perder!

Ahora sí, con todas estas preguntas rondándote la cabeza, es el momento de tomar papel y lápiz (o un documento en formato Word) e ir respondiéndolas una a una, con la finalidad de conocerte mejor como profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.