Beneficios de la videoentrevista en un proceso de selección

Videoentrevista

La tecnología ha permitido acortar y acelerar los procesos de selección. Uno de los principales problemas, a la hora de continuar con el reclutamiento, es la apretada agenda que tiene el gestor, para poder revisar y entrevistar a todos los candidatos que han superado la primera fase.

Los softwares de reclutamiento (como Sherlock) permiten agendar las entrevistas con varios miembros del equipo y el candidato. Eso es un gran avance para la organización.

Junto con esta ventaja, ahora, también es posible realizar videoentrevistas, para mejorar el proceso y recortar el problema de distancia y tiempo que tienen, tanto gestores, así como candidatos.

Las videoentrevistas están ganando popularidad, sobre todo, en las fases iniciales, donde se pueden ahorrar costos y recursos y obtener un buen resultado.

Ventajas del uso de la videoentrevista

1. Facilidad de coordinar agendas

Cuando estás con varios procesos, es difícil coordinar las entrevistas personales de varios candidatos. Entre los correos y las llamadas, puede ser un caos coordinar las agendas de todos los implicados en el reclutamiento.

Insertar entrevistas, reservar salas, recordar a cada mánager su presencia… es un verdadero rompecabezas.

Esto requiere mucho tiempo, es estresante y a veces, los resultados no son los esperados. Ni siquiera se acercan al objetivo que tenías en mente y el tiempo corre.

La funcionalidad de la videoentrevista aligera mucho esa carga de trabajo, ya que permite al candidato responder a las preguntas cuando él tenga tiempo, dentro del plazo dado por el gestor, y que tanto el reclutador, así como el mánager, la visionen cuando consideren.

También, puede evaluarlas y pasarle las que le parezcan interesantes al director del equipo. Se ajusta a todos los planes de trabajo y cada miembro implicado decide cuándo realizar la tarea.

Si la videoentrevista ha sido del agrado del equipo, entonces, el próximo paso ya es realizar una entrevista presencial. Pero gracias a este primer paso, se podrán filtrar candidatos y hacer resaltar aquellos con mayor encaje, para poder dedicarles más tiempo.

2. Mejorar el seguimiento

Si has utilizado en varias ocasiones esta funcionalidad, podés disponer de un histórico y analizar si entre los mejores candidatos, hay algo en común.

Revisar y encontrar respuestas similares puede ayudarte en futuros procesos de reclutamiento y darte pistas de cómo debe ser el candidato para triunfar en la empresa.

Poder tener información de tu equipo es de vital importancia, para acertar con mayor precisión en las nuevas incorporaciones.

3. Entrevistas más consistentes

Hacer videoentrevistas te permite realizar las mismas preguntas a todos los candidatos. Al crear las preguntas, son las mismas para todos los aspirantes seleccionados.

Eso hace que todos deban responder a lo mismo y el reclutador podrá comparar las respuestas entre ellos.

Esta estandarización del proceso permite filtrar a los candidatos y evaluar de forma objetiva, su proceso.

Además, la empresa tiene un registro de las respuestas y puede verlas varias veces, para evaluar con precisión, las respuestas que ha dado cada persona.

4. Proceso poco intrusivo para los candidatos pasivos

Puede ser que una persona no esté buscando activamente trabajo o ya está en el mercado laboral, pero que le interese una oferta laboral por los beneficios y mejoras que ofrece. Muchos de ellos no se postulan a la vacante porque es difícil conciliar su trabajo actual con el proceso.

La empresa puede haber perdido un colaborador exponencialmente bueno, al no contar con esta herramienta. Las videoentrevistas unidireccionales permiten abordar con éxito este desafío.

Es difícil reorganizar la agenda para dedicar 20 minutos al reclutador y desplazarse a sus oficinas. Sin embargo, seguramente, pueda responder a unas cuentas preguntas en video durante su tiempo libre.

Gracias a esta herramienta, no se pierden candidatos pasivos por el inconveniente de desplazamiento y tiempo.

5. Ahorro del alto precio asociado a candidatos en otra parte del mundo

Puede ser que hayas vivido una situación similar durante tu carrera como reclutador: hay un profesional que encaja en el perfil, pero es muy costoso pagarle los gastos para una primera entrevista. Por ello, lo descartás del proceso porque la empresa no puede permitírselo.

Ahora, eso ya no es un problema, ya que es posible entrevistarlo y ahorrar ese alto costo asociado al traslado del candidato.

6. Observar el lenguaje no verbal de los candidatos

Permite ver el lenguaje corporal, las expresiones faciales y la apariencia general de un candidato. Estas pistas pueden ayudarte a ver si esa persona encajaría o no en la organización.

Esta evaluación visual te da más información del candidato y podés ir revisando la entrevista por capas, es decir: primero, qué respuesta da; luego, qué transmite su lenguaje no verbal y qué aspecto tiene durante la entrevista, etc.

A su vez, podés observar si ha preparado o ensayado mucho la entrevista, si se toma tiempo para responder, si le pone ganas y si transmite entusiasmo.

7. Prueba para ver el nivel de los candidatos con la tecnología

Otra de las ventajas de usar esta nueva modalidad de entrevista es ver cómo las personas se desenvuelven con la tecnología.

Si presenta muchas dificultades en la grabación o su entrevista tiene problemas de audio o enfoque, es posible que esa persona no sea muy hábil con las nuevas tecnologías y en ese caso, debés decidir si encaja o no en la empresa o si podrá realizar sus tareas.

Beneficios del uso de la videoentrevista

Los gerentes de contratación pueden dedicar más tiempo a hablar en persona con los candidatos más calificados, haciendo mejores contrataciones, de manera más rápida y eficiente.

Uno de los principales beneficios es el ahorro de tiempo, ya que el proceso avanza mucho más rápido y organizar entrevistas presenciales es mucho más sencillo en una etapa más avanzada.

Usá la videoentrevista de Sherlock, para decidir rápidamente quién es un “sí”, quién es un “no” y quién es un “quizás”.

Asimismo, el uso de esta herramienta es una declaración de intenciones que el candidato tendrá en cuenta. De este modo, la empresa apuesta por las nuevas tecnologías, prioriza la comodidad del candidato, el ahorro en el desplazamiento, así como la consideración de adecuarse a sus horarios y facilitarle el proceso, aunque esté trabajando.

Por parte del postulante, vivirá esta parte con menos estrés y eso hará mejorar su experiencia como candidato. Recordá que una experiencia positiva hace que tu reputación de marca mejore y que el candidato te recomiende a familiares y amigos.

Reduce los costos, ya que los gerentes pueden realizar la revisión cuando mejor les convenga, sin tener que cancelar otros asuntos. También, ahorra dinero, ya que no es necesario el desplazamiento del profesional, en caso de encontrarse en otra parte del mundo.

Si tu empresa no cuenta con esta herramienta, es momento de pensar en los procesos que tenés abiertos y ver si te sería de utilidad o no.

La videoentrevista es una nueva funcionalidad de Sherlock HR, el software de reclutamiento de nueva generación, integrado 100 % con CompuTrabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *