Cómo realizar una buena entrevista en remoto

consejos_buena_videoentrevista

Las videoentrevistas han crecido exponencialmente debido al Covid-19. Según datos de CompuTrabajo, han aumentado un 86%. Pasar de una entrevista presencial a una en remoto puede parecer sencillo, pero es necesario analizar cómo realizar una buena entrevista de este modo para conocer al candidato para realizarla con éxito.

Una entrevista en remoto no te permite tener un acceso completo al lenguaje corporal del candidato ni tampoco a su comportamiento social con otros miembros del equipo.

Las videoentrevistas van ganado terreno poco a poco, pero aún no hay una conciencia social y costumbres cimentadas sobre cómo realizar una buena entrevista y cómo incentivar la interacción.

Esta novedad no solo es un desafío para el candidato, sino también para el reclutador que tiene que obtener la información que necesita sobre ese profesional a través de una pantalla.

Todo listo

Antes de empezar, como imagen de la empresa, debés tenerlo todo listo. Reservá una sala con buena iluminación, conexión a Internet y prepará el encuadre para dar la bienvenida a tu candidato.

Intentá que el fondo de la imagen sea acorde a la empresa y no tenga muchos elementos que despisten al candidato.

Iluminá bien la sala y evitá las sombras en tu rostro. Es importante, para una conversación virtual, verse bien y que se pueda leer toda la información que proporciona la expresión del rostro.

Como es a través de una pantalla, procurá vocalizar, gestualizar y mirar directamente a los ojos (buscar en la pantalla donde debés mirar). Todos estos consejos también hay que buscarlos en el propio candidato, solo así sabrás si se ha preparado correctamente para la entrevista.

Una charla distendida

Aunque se haga de forma remota, es necesario romper el hielo en una videoentrevista. Es fundamental empezar con una pequeña charla para hacer que el candidato se sienta cómodo y pierda un poco la vergüenza de entablar una conversación clave para su carrera.

Como reclutador, seguramente ya tengas algunos puntos anotados para empezar la conversación. Recuperalos para las videollamadas.

Antes del reclutamiento en remoto, seguramente hubieras empezado a hablar con él rumbo a la sala. Ahora, este camino es virtual y permite empezar la entrevista en un ambiente relajado.

Pausas y problemas técnicos

Una entrevista consiste en hablar y mantener una conversación con el candidato. Al no estar cara a cara, puede haber algunos problemas como pisarse o pausas un poco más largas.

Cada vez, estamos más acostumbrados a este tipo de comunicación. Sin embargo, la fluidez que sentimos al hablar en persona se diluye un poco a través de la cámara.

Intentá darle paso cuando quieras que responda y dejá una breve pausa antes de hablar. La conexión puede hacer que se interrumpan o empiecen a la vez. No lo tengas en cuenta, a veces, la tecnología juega con nosotros.

Finalmente, es posible que durante la entrevista haya pequeños problemas de conexión o conectividad. La mayoría de las veces no está en manos del candidato solucionarlo, así que solo te aconsejamos paciencia, intentar terminar la videollamada; y si es posible, programar la entrevista para otro momento.

Sinceridad con las interrupciones

Puede ser que tengas que realizar la entrevista online desde tu hogar, igual que hace el candidato. En caso de que haya una interrupción o visitante inesperado, sé sincero y decíselo.

Es importante que veamos también esa sinceridad en el propio candidato. Por ejemplo, puede suceder que toquen el timbre o uno de los niños aparezca en pantalla, tal y como le sucedió a un entrevistado en la BBC.

No pasa nada: todos somos humanos y es normal que suceda. Disculpate y seguí adelante. Todos estamos conciliando este periodo incierto y estas cosas pasan.

¿Cómo reconocer las habilidades blandas en este tipo de entrevistas?

Muchos reclutadores han comentado que detectar las habilidades blandas en una entrevista es difícil. La situación se complica, si añadimos la distancia.

Es necesario realizar preguntas al respecto, por ejemplo, cómo se adaptó al último contratiempo que vivió.

Aunque en este ambiente, también es posible detectar habilidades del candidato por cómo se comporta con la tecnología, incertidumbre de la llamada o si tiene algún problema en directo. Pongamos por ejemplo que alguien llama a la puerta.

En ese mismo instante, podés conocer mejor a esa persona y ver cómo se enfrenta a los problemas. Asimismo, siempre se puede recurrir a un test de personalidad y soft skills para conocerlo mejor.

Encaje cultural

El candidato habrá llegado a la entrevista conociendo a la empresa. Dedicá algunos minutos a preguntarle qué sabe de ella y por qué quiere trabajar ahí.

Este tiempo te ayudará a determinar si comparte la misión y los valores de la organización. No te olvides de conocer en detalle sus experiencias pasadas y formas de trabajar.

Puede ser que alguna respuesta con algún ejemplo te ayude a decidir si esa persona encajará con el equipo; o si por el contrario, su forma de hacer las cosas se aleja mucho del jefe del departamento y de sus compañeros.

Consejos de una gestora de talento

El pasado martes tuvimos el placer de hablar con Julieta Ivette Suárez, directora de las áreas de Staffing, Reclutamiento y Selección en Human Staff. Ella nos compartió sus consejos para realizar una buena entrevista en remoto y obtener la información necesaria para conocer mejor al candidato.

Como experta en atracción de talento, debés preparar tu entrevista, no solo las preguntas, sino también el espacio. Debe haber mucha luz para que te pueda ver el postulante.

Es esencial elegir un lugar silencioso y que no haya muchas interrupciones sonoras.

Julieta recalcó que no se debe dar por hecho nada: comprobá siempre todos los elementos que pueden influir en la entrevista; y si trata de revisar que todo funcione unos 5 minutos antes.

Comunicate con el candidato y dale tips para que pueda acceder con facilidad y conozca la herramienta. Todas las personas no tienen el mismo nivel ni se desenvuelven igual con la tecnología.

Programá la entrevista en tu agenda laboral y bloqueá las notificaciones. Silenciá también el teléfono. Es un proceso de selección formal y es importante que nadie te interrumpa durante la conversación.

Tené un plan B, si se interrumpe el proceso. Si podés continuar con la videoentrevista, seguí; sino busca otro día y hora para poder mantener el proceso de selección.

Tu apariencia también da información sobre la empresa. Vestite en consonancia con los valores de la compañía y recordá que sos la imagen ante el candidato. Formás parte de la experiencia que esta persona está viviendo con la organización.

Sonreí durante la entrevista, ya que aportará seguridad al candidato y le dará una sensación de confort. Realizá una escucha activa de las respuestas: puede ser que te cuente más cosas de las que parece.

Y finalmente, en estos momentos, es importante informar de los objetivos de la posición y que ellos sepan qué se espera de su paso por la empresa.

Es un tiempo lleno de incertidumbre y conocer los objetivos proporciona seguridad. Comentale cómo se hacían las cosas antes, cómo se están haciendo ahora y qué espera la compañía cuando volvamos a la normalidad.

No olvides cerrar la entrevista y comunicar todos los detalles del proceso para que el candidato esté informado sobre los tiempos y próximos pasos. La comunicación constante es de vital importancia en los procesos de reclutamiento a distancia.

¡Estás preparado!

Ahora, es el momento de realizar las entrevistas en remoto. Ya tenés todos los consejos necesarios para conocer al candidato, aunque realices una entrevista cara a cara.

La práctica hace la perfección; así que poco a poco, tendrás la misma soltura reclutando en remoto que de forma presencial.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *