¿Desconexión con la cultura organizacional?: 4 soluciones para recuperar a tu equipo

conectividad_cultural_colaboradores

La pandemia y el trabajo híbrido han generado la desconexión del equipo con la cultura organizacional. Apenas 1 de cada 4 profesionales que trabaja de forma remota o híbrida, reconoce en las evaluaciones, sentirse conectado con la cultura de su organización, según el último informe de Gartner.

Las empresas que logran conectar con sus empleados aumentan el rendimiento un 37% y retienen un 36% más, en comparación con las empresas que no trabajan dicha conexión. Hoy, te queremos dar 4 soluciones para recuperar a tu equipo.

Cultura organizacional y transmisión por ósmosis

Tras el impulso del trabajo en remoto, el 66% de los responsables de talento percibe que hay una brecha entre la cultura de la organización y los colaboradores.

Era habitual que la información y transmisión de la cultura se diera a través de compartir un espacio físico (las oficinas) y de las relaciones entre los compañeros (iguales y superiores). De hecho, parecía que ese conocimiento se transmitiera por ósmosis.

Trabajar de forma híbrida no ha cambiado la cultura, pero sí la forma en la que los colaboradores la viven y experimentan. Así, ya no comparten ese espacio físico, pero sí virtual. En efecto, dentro de este contexto, las interacciones se siguen dando, aunque muchas veces no cara a cara.

La cultura no puede basarse solamente en compartir un espacio físico, sino que debe ir más allá. Entonces, si no hacemos este ejercicio de reflexión, será muy difícil compartir conocimiento con futuros candidatos o clientes.

Al final, esos valores son los que diferencian a una empresa de otra y los que la hacen única. De esta manera, es necesario ajustar la cultura de la empresa para respaldar la fuerza laboral que trabaja en ella.

Para ilustrar lo que te hemos comentado anteriormente, ten en cuenta que 61% de los líderes de RR.HH. opina que para lograr los objetivos, la cultura es más importante en un modelo de trabajo híbrido, que en uno presencial, según datos publicados por ORH.

Conectividad y compromiso

La alineación y la conectividad cultural son la clave para garantizar el compromiso de todos los colaboradores.

Las empresas deben tener la voluntad de impulsarla, de darla a conocer. Algunas compañías creen que la vuelta a la oficina hará que esa conexión vuelva de forma instantánea. Sin embargo, deberíamos enfocar este desafío de forma distinta.

Empujar hacia un modelo de trabajo menos flexible puede perjudicar la retención de talento. En consecuencia, puede ser un empujón a la deserción de empleados ante esta vuelta. En algunos sectores como IT, ya se empieza a hablar de trabajos 100% remotos o con mayor flexibilidad de la que tienen actualmente.

En este sentido, deberemos prestar especial atención a qué sucede en Tesla, tras la declaración de Elon Musk de volver todos a la oficina, los cinco días de la semana.

Si dejamos esto, es necesario difundir la cultura a través del trabajo y no exclusivamente en el lugar del trabajo. Como área de Recursos Humanos, deberemos identificar las oportunidades y espacios desde donde conectar el ADN de la empresa con los empleados.

4 acciones para recuperar a tu equipo

  1. Conexión emocional con la compañía: es esencial que el colaborador se sienta importante, valorado y reconocido. Trabajar desde casa hace que muchas actividades queden invisibilizadas. Pero estas son necesarias para la consecución de los objetivos. Por eso, mostrá y reconocé el esfuerzo de los colaboradores. No olvides que si no se genera una cultura del reconocimiento hacia el empleado, esto provocará estrés y lo empujará a salir de la organización.
  2. Equipos híbridos: los líderes deben impulsar que su equipo cree un ecosistema vibrante, donde se fomenten las relaciones saludables entre todos los miembros. Una forma de mantener la unión con la empresa es a través de los equipos de trabajo diario. Para sumar, está bien pensar en acciones y espacios donde se comuniquen personas de diferentes departamentos.
  3. Bienestar y disminución del estrés. Según la OMS, el estrés laboral crónico afectaba antes de la pandemia al 75% de la población ocupada en México. Actualmente, el síndrome de Burnout es una de las causas principales de la renuncia de los colaboradores. Esto hace que el profesional pierda el interés y el entusiasmo en su trabajo. Contar con herramientas y espacios para tratar este problema, puede ser vital, si se desea mantener la conectividad con el equipo.
  4. Trabajo por objetivos: para sentir que la empresa y el líder confían en ellos, es central que puedan ser autónomos; y para ello, deben tener los objetivos bien definidos. Hay algunas empresas que han empezado a trabajar por objetivos y proyectos. Como consecuencia, se le ha dado importancia al propósito y a la consecución de metas.

Conoce los “pains” de tus colaboradores

Han surgido nuevas reglas de conexión y relación tras los dos años de pandemia. El compromiso es algo que va más allá del sueldo. Efectivamente, este es bidireccional; y el profesional valora la preocupación del empleador hacia la salud emocional y la satisfacción laboral.

Las áreas de RR.HH. deben ser ágiles y creativas para impulsar el bienestar y la cultura entre su equipo. Pero antes de implementar nuevas medidas, es imprescindible conocer los “pains” o dolores de los colaboradores. Y para lograrlo, nada mejor que preguntarles directamente.

¿Qué les hace sentirse desconectados de la empresa? ¿Cuál creen que puede ser el principal motivo?

Conocer cuáles son sus dolores actuales puede ayudar a crear una propuesta más adecuada, en función de las necesidades reales y no de lo que presuponemos como gestores de talento.

Gracias a las respuestas, podremos crear acciones específicas y promover esa conectividad de nuevo. Ya sea con un programa formal de reconocimiento, con formación específica diseñada para desarrollar nuevas habilidades digitales. O incluso, mediante la creación de un programa para abordar la salud mental, como puede ser ir al psicólogo, ofrecer sesiones de yoga o tratar el problema de raíz, en relación con la cantidad de trabajo y las horas disponibles.

La desconexión puede ser ampliamente perjudicial para nuestra organización, a la hora de retener y atraer talento. Las relaciones se han deteriorado tras la pandemia. No obstante, ahora nuestro foco debe estar puesto en la relación y conectividad que siente el colaborador hacia la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.