Evaluá a tus candidatos con los test de Sherlock

Evalua a tus candidatos

Detectar al mejor candidato y conocer sus habilidades reales se han convertido en los mayores desafíos actuales de los reclutadores. Aunque el currículum proporcione mucha información, la mayoría de los gestores cree que se necesitan nuevas herramientas para chequear y confirmar las habilidades de los candidatos.

Gracias a Sherlock, se puede evaluar a los candidatos y confirmar sus conocimientos, evitando así, futuros inconvenientes cuando deban responsabilizarse de sus tareas.

Además, el software permite poner una regla o condición, es decir, si el candidato supera con “X” nota o tiene un alto grado de adecuación, pasará a la siguiente fase. De este modo, se automatizan las etapas y podés evaluar al candidato de forma rápida y sencilla, sin necesidad de que se desplace a la oficina y sin que el equipo de RR.HH. deba dedicar gran parte de su tiempo a corregir y comunicar el resultado de estas pruebas.

¿Cuándo deben usarse los test?

El uso de estas pruebas podrá definirse en cada proceso de selección, insertándolas en la etapa que mejor se adecue a tus necesidades.

Gracias al Smart Recruiting, cuando busques a nuevos colaboradores, podés definir el proceso en su totalidad e insertar los test en la fase que mejor te convenga.

Estos te permitirán filtrar los candidatos de forma objetiva, e irán depurando la base de datos de postulados, hasta llegar a una etapa avanzada.

Esta automatización del proceso te permitirá recortar los tiempos de contratación y eliminar tareas burocráticas, como son la corrección, o bien, el movimiento de los candidatos en diferentes carpetas.

Un uso eficaz de estas herramientas te proporcionará:

  • Filtraje automático de los candidatos.
  • Candidatos de mayor calidad en las últimas fases del proceso.
  • Confirmación de los conocimientos de la persona.
  • Alto grado de adecuación con la empresa.
  • Posibilidad de conocer con mayor profundidad, las habilidades de los finalistas.

Tipos de test disponibles en Sherlock HR

Test de idiomas

Estos exámenes te indican si una persona cuenta o no con el idioma que necesita para el puesto.

Esta prueba mide los conocimientos lingüísticos y competenciales, en relación con el idioma que se evalúa.

En Sherlock, encontrás las siguientes pruebas:

  • Español: mide la capacidad de comprensión de textos, las ideas esenciales de estos, el uso del lenguaje y el dominio de las reglas gramaticales y de ortografía.
  • Francés: evalúa las capacidades para entender la lengua francesa escrita y hablada, así como conocimientos gramaticales ortográficos y de sintaxis, dentro de los niveles oficiales: A1, A2, B1 y B2.
  • Inglés: mide capacidades para leer textos, conocer la gramática y la ortografía, y la comprensión verbal. Para ello, evalúa tres capacidades: comprensión lectora; comprensión verbal; vocabulario y gramática.

Test personalizados

La compañía puede crear test personalizados para evaluar las habilidades y conocimientos de sus candidatos.

Este test a medida puede contar con preguntas abiertas y cerradas, de opción única o múltiple, y se adapta 100 % a las necesidades de la empresa.

El reclutador será el encargado de aprobar o no a esa persona; y tras definir la regla, el Smart Recruiting se encargará de avanzar a los candidatos a la siguiente etapa, o bien, trasladarlos a “Descartados”.

Es importante que hayas definido las comunicaciones automáticas. De ese modo, se le anunciará al candidato si sigue en el proceso y cuál es la próxima etapa. También, se le informará si ha sido descartado.

Test de persuasión

Esta prueba psicométrica mide las capacidades vinculadas a la venta, negociación, el trato y la gestión de situaciones, que requieran de la habilidad para persuadir y modular estados emocionales.

Estas habilidades cobran cada vez más importancia en el mundo laboral. No solo en el área de ventas, sino en posiciones estratégicas o de liderazgo, donde la negociación y la habilidad de persuasión pueden ayudar a los líderes a motivar al equipo.

La prueba de persuasión plantea 6 situaciones distintas, en las que detalla un contexto y una situación de venta. El candidato deberá elegir entre las argumentaciones presentadas, aquella que cree que convencerá más al posible cliente.

Test de competencias

El 62 % de los reclutadores busca específicamente las habilidades sociales de un candidato.

Esta prueba evalúa las siguientes competencias: responsabilidad, autogestión, liderazgo, autonomía, motivación, inteligencia social, arbitraje y cooperación.

Esta prueba es esencial para conocer las soft skills que predominan en una persona. Las habilidades blandas o sociales son difíciles de cuantificar. Los candidatos las agregan al currículum, pero no es sencillo medirlas o detectarlas durante el proceso.

El test de competencias permite dar solución a este nuevo desafío, al que se enfrentan los gestores y pone a su alcance una herramienta para evaluar de forma objetiva, las características del candidato.

La prueba consta de 8 bloques con siete preguntas en cada uno de ellos. La persona debe responder utilizando una escala de puntos.

Test de procesar instrucciones

Evaluación de las capacidades intelectuales, como son: la memoria, la percepción, la concentración y la atención.

Esta prueba de razonamiento consiste en comprobar la capacidad de interpretación y cálculo, en base a situaciones, reglas y normas escritas.

El objetivo es comprobar la capacidad de entender y procesar conjuntos de instrucciones o reglas presentadas en cadena.

Test de asertividad

La prueba se centra en medir la capacidad para la gestión de objeciones y quejas. Es decir, la capacidad que tiene la persona para dar respuestas adecuadas y asertivas ante las quejas de la persona afectada.

Es un test altamente recomendado para puestos de atención al cliente o servicio técnico, ya que suelen lidiar con este tipo de situaciones cada día.

Estos profesionales son las que más sufren el síndrome burnout y es por ello que este test te puede ayudar a identificar los perfiles con mayor grado de asertividad; y por ende, con más posibilidades de superar situaciones estresantes en relación con quejas y objeciones.

Test de HTML y CSS

Esta prueba evalúa los conocimientos sobre los lenguajes de programación HTML (para crear sitios web) y CSS (definir la presentación de documentos HTML).

Se compone de 20 cuestiones, planteadas sobre conceptos teóricos y cadenas de códigos.

Como en los anteriores, el gestor de talento debe definir la condición y seleccionar la puntuación del test, a partir de la cual, el candidato seguirá en el proceso o se irá a descartados.

Este tipo de test tiene cada vez más demanda, ya que en los sectores tecnológicos, es importante conocer el nivel que tiene el candidato, antes de decidir si es el idóneo o no.

Test de informática

Este test mide conocimientos de informática general, sobre el uso de funciones rápidas, aspectos de configuración, de hardware y software.

Se basa en 13 preguntas, con una sola opción correcta, y es de utilidad para aquellos puestos que requieran de conocimientos informáticos para sacar adelante el objetivo del equipo.

En un mundo cada vez más digitalizado, tener conocimientos de informática puede marcar la diferencia.

Evaluar a los candidatos nunca fue tan sencillo. Se sobrepone la distancia, las condiciones, las circunstancias y los horarios, gracias a la aplicación inteligente de herramientas tecnológicas y muy seguramente se encuentra al candidato ideal. ¡Vamos por ellos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *