Gamificación en los procesos de selección: mayor compromiso del candidato

gamificacion

La creatividad está en todas partes; incluso, en los procesos de selección. Cada vez, hay más empresas que usan la gamificación para mejorar la experiencia del candidato durante el reclutamiento.

La selección de talento ya no es solo pasar de un estado a otro a aquellos candidatos que más se ajustan. Por el contrario, se debe crear compromiso con el colaborador para que este no pierda el interés. Y además, los reclutadores deben mostrar durante el camino, las ventajas de trabajar ahí.

Todo es mucho mejor cuando hay diversión; y en este caso, la premisa también se cumple.

Algunos ejemplos reales

Antes de entrar en la materia, revisaremos algunas empresas que usan la gamificación en la experiencia del candidato.

Una de ellas es Airbnb. Esta empresa tiene un guion gráfico para ver cómo es la experiencia del profesional durante los procesos de reclutamiento. Han hecho una especie de storytelling para contarle al candidato qué vivirá en las próximas semanas.

Esto encaja con su cultura empresarial, ya que usan el mismo recurso para los primeros huéspedes y anfitriones. De este modo, cada cuadro es una forma de avanzar en el proceso y permite tener empatía con los que están al otro lado de la mesa de entrevistas.

Uno de sus competidores, Booking se centra en el contenido para candidatos. Así, crea historias para que la persona tenga una experiencia multimedia interactiva y divertida en su propio sitio web.

Los candidatos exploran las opciones profesionales disponibles, ven a sus compañeros y hasta pueden jugar a vivir un día dentro de la oficina. Todo ello, acompañados de videos, fotos, contenido en el blog e infografías.

En este juego, asimismo, hay preguntas que deben responder y pueden ver consejos de cómo sobresalir en las entrevistas. Esto genera engagement y hace que el candidato participe mucho más en el proceso, sin el tedio de la espera infructuosa delante del teléfono.

Por su parte, Slack basa su contratación en los valores de la diversidad e inclusión. La empresa de mensajería compartió en sus canales, la composición étnica y de género de la compañía, así como las estrategias para mejorar su posicionamiento como una empresa multicultural.

Entre sus mejoras, usó la revisión a ciegas de los currículum, la realización de entrevistas vía video para las personas que tienen cargas adicionales en casa; y a la vez, introdujo una serie de juegos de roles con compañeros de la empresa.

Esto permitió a los entrevistadores valorar las habilidades y el encaje con el personal, al tener en cuenta sus puntos fuertes y eliminar el sesgo que se puede producir en otras etapas del proceso.  

La evolución de la selección de personal

El 26,4% de los candidatos entrevistados por Forbes afirma que el desafío más común en los procesos de selección es no recibir respuesta de los reclutadores tras haber participado en algunas de las etapas.

A este desafío, también se añade la necesidad de acelerar el ritmo, de dar una buena experiencia y conocer al candidato más allá de su CV. El aumento de ofertas de empleo y la escasez de ciertos perfiles han hecho que uno de los grandes desafíos para las empresas sea mostrarse atractivas ante los candidatos.

Los profesionales son ahora mucho más selectivos y tienen menos paciencia y compromiso, ante un proceso en el que no reciben ningún tipo de feedback o desconocen los tiempos a los que se enfrentan.

Los procesos que sean largos y aburridos corren el riesgo de sufrir una pérdida de talento a lo largo de las fases. Solo aquellos que busquen crear una relación con el candidato y agilicen la contratación serán competitivos a la hora de luchar por los mejores profesionales.

La gamificación se presenta como una buena solución para realizar contrataciones efectivas, atractivas, rápidas y divertidas.

Es una buena estrategia para atraer e involucrar ciertos talentos, presentar la empresa de una forma cautivadora y alentarlos a interactuar sin sentir la presión de chequear todos sus conocimientos.

El 78% de los encuestados por TalentLMS dijo que la gamificación en la contratación hace más deseable a una compañía.

Jugar es una forma de conectar con el candidato de forma auténtica. Y al mismo tiempo, el reclutador puede analizar el comportamiento y la predisposición del candidato ante ciertos desafíos.

Beneficios de agregar elementos de juego en la contratación

1. Employer Branding sólido: es importante tener conciencia de la reputación que tiene la empresa. El 81% de los reclutadores respondió que el Employer Branding es uno de los enfoques más efectivos al atraer buen talento.

El proceso de selección le permite al candidato tener contacto directo por primera vez con la compañía; y su experiencia alimenta la estrategia de reputación de marca.

Es probable que los candidatos que no pasen el proceso de contratación dejen críticas negativas en las redes sociales y no recomienden a sus compañeros postularse en futuras vacantes. Así, una mala experiencia pone en riesgo la capacidad de la empresa para atraer a los mejores.

Con esta metodología, los reclutadores tienen un feedback real tras el juego; y a la vez, generan un sentimiento positivo en los candidatos. Es también una forma de dar vida y poner en relevancia la identidad de la empresa, para que se genere ese vínculo identificativo entre todos los que se postulan.

2. Evaluar con precisión a los candidatos: el nerviosismo y la intimidación juegan en contra de los candidatos ante una entrevista. Igualmente, en ciertos ambientes, se pasan por alto algunas habilidades; y eso puede suponer descartar a un gran candidato del proceso.

La gamificación proporciona un entorno divertido y distendido, que hace que los candidatos se sientan más cómodos y muestren sus verdaderas habilidades y capacidades.

Esto les permite a los gestores de talento evaluar de forma más precisa a todos los solicitantes y qué pueden aportar a la empresa y al equipo.

3. Eliminar sesgos y dar las mismas oportunidades: aunque los CV tienen un papel importante, hay ciertos rasgos del desempeño y la actitud que no se pueden ver en el papel.

Ver en acción a una persona ayuda a eliminar los prejuicios que se puedan tener y dar las mismas oportunidades a todos los candidatos, al evaluar su participación en el juego.

Cuando estás en una competición o en un momento lúdico, todos los solicitantes tienen las mismas posibilidades de éxito. Entonces, los reclutadores se fijan en sus habilidades al dar una oportunidad a todos de mostrar sus verdaderas fortalezas.

Para más información, podés consultar el artículo “¿Sirven los juegos para conocer la conducta del candidato?” y ver otros ejemplos reales de este uso en los procesos de reclutamiento y selección.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.