Guía para reclutar a los mejores candidatos

guia_para_recluadores

Las empresas quieren reclutar a los mejores candidatos para sus equipos, ya que contar con una fuerza de trabajo motivada permite lograr los resultados esperados.

Para poder conseguirlo, es necesario disponer de un proceso de reclutamiento y selección eficiente, adecuado a las necesidades y tiempos actuales.

Como reclutadores, nuestro principal objetivo es contratar a la persona indicada, aquella que sienta pasión por el trabajo y la empresa, que encaje en la cultura de la organización y esté comprometida a largo plazo.

Sin embargo, los gestores de talento se enfrentan a varios desafíos que pueden poner en peligro los resultados de sus contrataciones.

Desafíos de 2022

Las empresas tienen muchos desafíos en el proceso de reclutamiento. Aquí, van algunos:

  • Necesidad de contratar rápidamente.
  • Escasez de candidatos de calidad o con las habilidades técnicas necesarias.
  • Altos costos derivados de una mala contratación.
  • Datos para conocer mejor al candidato.
  • Necesidad de conocer las habilidades blandas de la persona.
  • Planificación del proceso y de los tiempos.
  • Dificultad para obtener datos y analizarlos rápidamente para tomar decisiones objetivas.

En Computrabajo, te ayudamos a conseguirlo por medio del acceso a una gran base de datos de candidatos. Ello, mediante una solución integral, que permite:

  • Tener un gran número de postulantes.
  • Gestionar todas las candidaturas de forma automatizada.
  • Identificar a los candidatos más aptos según la vacante.
  • Obtener reportes para mostrarle a la gerencia los resultados.
  • Realizar test y video entrevistas para agilizar el proceso.

La importancia del talento

Al ser reclutadores, debemos tener consciencia de la necesidad de contratar bien para poder poner en marcha nuestras estrategias y alcanzar el éxito. Los candidatos investigan mucho más a la hora de aplicar, buscan otros beneficios además del salario; y además, parte del proceso debe hacerse en la distancia.

Lograr nuestras metas implica tener a los mejores en cada cargo. En el año 2019, los directores de RR.HH. manifestaron que la falta de habilidades y escasez de talento eran las mayores amenazas para sus empresas, según un estudio de PwC.

Pero para poder mejorar el proceso, es importante tener en mente las métricas que informan si nuestros procesos necesitan una mejora y a partir de qué variables:

  • Tiempo de contratación: ¿cuánto dura en promedio tu proceso de selección? ¿Cuánto tiempo le dedicás a cada etapa?
  • Fuentes de reclutamiento: ¿cuál es la que reporta candidatos de mayor calidad o adecuación a la vacante? ¿Cuál es el costo?
  • Efectividad de los filtros: ¿qué filtros he usado? ¿Cuáles me reportaron información esencial? ¿Qué datos relevantes obtuve del candidato? ¿Debo aplicarlo en todos los procesos?
  • Costo de contratación: ¿cuánto dinero se invierte en el proceso? ¿Cómo se distribuye el presupuesto?
  • Tasa de abandono del proceso: ¿cuántos candidatos abandonan la selección de forma voluntaria? ¿Cuáles fueron los motivos?
  • Número de vacantes cerradas dentro de plazo y fuera de plazo.
  • Tasa turnover: ¿cuántos empleados dejaron la empresa en los primeros dos meses? ¿Y en los primeros 6 meses?

Innovación y reinvención del reclutamiento

La posibilidad de home office o la necesidad de encontrar perfiles muy específicos hicieron que muchas empresas implementaran procesos 100% digitales, para poder contratar perfiles ubicados en diferentes localidades.

Eso amplió el abanico de talento disponible y facilitó la incursión de ciertos profesionales, que en circunstancias habituales, no aplicaban a las vacantes.

Junto con esto, la Inteligencia Artificial se ha empezado a usar para ver qué candidatos se ajustan más a las vacantes, gracias a la lectura digital de sus CV y la búsqueda de los requisitos en su información. En Computrabajo, contamos con el grado de adecuación para saber qué tanto por ciento se ajusta esa persona a la oferta de empleo; y asimismo, con el comparador de candidatos.

Esta nueva funcionalidad permite comparar los candidatos mejor cualificados y ver cuáles coinciden en mayor medida con los requisitos de la vacante.  

El reclutamiento a distancia ha abierto la posibilidad de llevar a cabo test de conocimientos o habilidades en casa. Y como consecuencia, se ha producido la adaptación al horario del candidato y la revisión de los resultados automáticamente.

Para finalizar, aunque hay más innovaciones, se han añadido las video entrevistas al proceso. La solución integral de Computrabajo y SherlockHR permite usar todas estas funcionalidades con el objetivo de reducir tiempo y costos.

Según la Revista Empresarial y laboral, el tiempo de ejecución de los procesos de selección se redujo un 46% al implementar nuevas herramientas e innovaciones.

Humanización del proceso

La tecnología se presenta como una aliada del área de Recursos Humanos. Sin embargo, no se debe pasar por alto la necesidad de tratar de forma personal a los candidatos. Y al mismo tiempo, considerar sus necesidades de conocer cómo avanza el proceso, cuál es su siguiente paso, cuándo, si han sido descartados, etc.

El reclutamiento debe demostrar la cultura y la personalidad de la empresa. De este modo, si el proceso es frío y deshumanizado, estamos comunicando que nuestra empresa es así. Y por lo tanto, podemos ver cómo disminuye el interés de las personas en trabajar ahí.

Nadie duda ya de que el reclutamiento recurre a menudo a las técnicas de marketing para atraer candidatos. Eso significa que ciertas estrategias se implementan para dar a conocer la empresa, mantener la retención en la mente del candidato y crear contenido de calidad para convencer al profesional de pertenecer a la compañía.

La reputación de marca influye y mucho en la postulación de una vacante. Según datos de Computrabajo, el 60% de los candidatos no aplicaría a una oferta, si la empresa tiene mala reputación.

Algunos tips que podemos aplicar rápidamente para mejorar el proceso son los siguientes:

  • Investigar a la persona que vamos a entrevistar, en lugar de pedirle que lleve el CV en papel a la entrevista.
  • Acordar un día, hora y duración para hacer una llamada de presentación o reunión, ya que el tiempo es valioso para todos.
  • Hacer que en la entrevista, la persona se sienta cómoda. Realizar preguntas claras y dejar tiempo para responder, sin interrumpir constantemente.  
  • Hablar de la empresa, del rol, cargo y de los objetivos. Las entrevistas no deben ser una revisión del CV, sino más bien un diálogo interesante para el candidato y su reclutador.
  • Dejar tiempo para que el candidato pueda preguntar; incluso, para que te haga llegar las preguntas a posteriori, si llegasen a surgir.

En pocas palabras, los cambios son una oportunidad de aprender y crecer. Como reclutador, te enfrentás a varios desafíos este año. Pero gracias al uso de buenas prácticas y a través de la tecnología adecuada, puedes resolver tus procesos de selección con agilidad y buenos resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.