Habilidades para el futuro: la evolución del profesional

habilidades_futuro

La digitalización y automatización sustituirán tareas manuales y muchos empleos desaparecerán o evolucionarán. Los profesionales deben pensar en las habilidades para el futuro, si quieren garantizar su competitividad en el mercado laboral.

Como empresas, es necesario tener en cuenta todo este cambio para formar y atraer al talento adecuado. El estudio de McKinsey & Company “Defining the skills citizens will need in the future world of work” ha identificado los talentos y competencias que serán útiles en el futuro.

Para conseguir este cambio en la evolución, es central que los profesionales tengan acceso a una educación de alta calidad y asequible para todos, sin discriminar a ningún colectivo de personas.

Objetivos de los colaboradores

Ante esta perspectiva, hay dos opciones. La primera es entrar en pánico y pensar que nuestra vida laboral se terminará.

La segunda consiste en prepararse para ese futuro y ejercitar competencias y conocimientos que permitan seguir siendo valioso.

Para ello, los objetivos en esta evolución deben ser:

  • Añadir valor más allá de los sistemas automatizados.
  • Operar con agilidad en un entorno digital.
  • Poseer capacidad de adaptación y conocer nuevas formas de trabajo.
  • Especialización.

En todas las etapas de cambio, solo aquellos que añadieron valor al procedimiento han permanecido y optado por mejores puestos de empleo.

El área de RR.HH. debe plantear este futuro a sus colaboradores como un desafío y no como el fin de la felicidad en el trabajo. La adaptabilidad a estas novedades y a la predisposición hacen de la actitud y el trabajo, el arma principal para salir adelante.

Se debe tener en cuenta que el conocimiento es móvil y va asociado a la persona. De este modo, solo aquellas empresas que retengan el mejor talento y lo capaciten podrán adelantarse a las necesidades del mercado y continuar  siendo operativos.

¿Qué habilidades serán necesarias?

Según el estudio de McKinsey & Company, hay cuatro grandes áreas principales en relación con las habilidades para el futuro.

Te las presentaremos con más detalle:

Habilidades cognitivas

Son las aptitudes del ser humano relacionadas con el procesamiento de la información. Están asociadas con el uso de la memoria, atención,  creatividad y el pensamiento abstracto.

Aquí, van algunas de las más demandas:

  • Pensamiento crítico: está vinculado con la solución de problemas, resolución lógica y búsqueda de información relevante.
  • Planificación y formas de trabajo: gestión del tiempo, priorización y agile thinking.
  • Comunicación: storytelling, hablar en público, realización de las preguntas correctas, síntesis y escucha activa.
  • Flexibilidad mental: creatividad e imaginación, adaptabilidad, habilidad de aprender y adoptar diferentes perspectivas.

Habilidades digitales

Es el uso crítico y seguro de las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) para el trabajo:

  • Uso de software y desarrollo: programas, data analyssis, lenguaje de programación.
  • Aprendizaje digital, desarrollo colaborativo y pensamiento en función de la ética digital.
  • Comprender los sistemas digitales: ciberseguridad, Smart sistems, data iteracy.

Habilidades interpersonales

Es el conjunto de comportamientos y hábitos necesarios que buscan garantizar una correcta interacción o mejora de las relaciones personales, con la finalidad de alcanzar los objetivos:

  • Desarrollo de relaciones: empatía, confianza, humildad ysociabilidad.
  • Capacidades de trabajo en equipo: colaboración, coaching, empowering
  • Habilidad de negociación, adopción de modelos de rol para ser visionario e inspirador.

Habilidades de autoliderazgo

Son esas competencias que permiten tomar decisiones y gestionar proyectos:

  • Autoconocimiento y automanejo: integridad, confidencia, conocimiento de fortalezas y debilidades.
  • Capacidad de emprender: energía, pasión, optimismo, coraje, pensamiento out of the box.
  • Visión por objetivos: decisiones, perseverancia y autodesarrollo.

Más probabilidades de crecimiento

Parece que las empresas que desarrollen competencias digitales y cognitivas tienen más posibilidades de crecimiento.

Las personas con estas habilidades tienen el 41% de probabilidades de obtener ingresos en un quintil superior. Y por consecuente, la lucha por el talento aumentará costos debido a la escasez.

Uno de los mejores planes de retención y atracción de talento es capacitar a nuestros colaboradores, para que adquieran las habilidades necesarias para poder afrontar el futuro con solvencia.

Hoy en día, algunas de estas capacidades ya son muy demandadas en el sector. El estudio prevé que en los próximos 5 años, primará el desarrollo de un plan de trabajo, la confianza en uno mismo y la conciencia organizativa. Así, estas serán las habilidades más demandas en las ofertas de empleo.

Solamente mirando al futuro con optimismo, se podrán superar los obstáculos y adelantarse a los problemas de privación de talento. Es fundamental que como área de Recursos Humanos, se tengan en cuenta estas necesidades y se desarrollen programas de formación. Estos deberán estar enfocados en extraer el valor añadido de los colaboradores, más allá de la digitalización.

Se presupone que todos trabajaremos con sistemas en la nube. De este modo,  la diferenciación es la adquisición de nuevas habilidades y no solo nuevas herramientas o soluciones de trabajo que sean útiles.

Los programas de formación de habilidades serán clave en la satisfacción y retención del empleado en el interior de la empresa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.