Inclusión laboral: un paso más hacia el éxito de tu empresa

inclusion_laboral_edad

Hoy por hoy, la inclusión laboral representa un paso crucial para promover la dignificación de las relaciones laborales y el respeto incondicional que todo individuo merece.

En Argentina, cada 3 de diciembre, se celebra el Día nacional por la Inclusión Laboral. Pero ¿a qué hace referencia con este término y por qué es tan importante promoverlo dentro de las organizaciones?

La realidad es que nos estamos enfrentando a una sociedad diversa y en constante transformación. Actualmente, el cambio es una constante y llega hasta lo más profundo de las empresas. Por ello, la inclusión laboral debe existir y ser tomada en cuenta en toda organización, ya que es un factor central para el crecimiento.

Factores en la inclusión laboral

El trabajo ocupa un lugar preponderante en la sociedad, pues no solo representa un elemento crucial para el desarrollo de todo individuo, sino también una oportunidad para que este desarrolle un sentido de pertenencia social.

A continuación, te presentamos los 4 principales factores que no debés dejar fuera de tu estrategia:

1.- Género.  La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha emprendido una batalla para promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Y el primer paso que debe darse para logarlo es fortalecer la participación de las mujeres en la toma de decisiones de las empresas. De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, el no incluir a las mujeres en la vida laboral genera pérdidas de ingresos entre el 10 y el 37 % del PIB para todas las regiones del mundo.

2.- Convivencia generacional.  El alargamiento de la vida laboral y la velocidad con la que se afronta el cambio ha generado este fenómeno nunca antes visto en el mercado laboral., en donde los colaboradores de distintas edades comparten tiempo y espacio en el trabajo. La clave para que esto funcione reside en conjugar la experiencia de aquellos que van de salida con la creatividad de los que van empezando bajo la premisa de que toda idea aporta valor.

3.- Personas con discapacidad.  De acuerdo con datos del INDEC, en Argentina, el 12.9 % de la población nacional tiene algún tipo de discapacidad, y solamente 1 de cada 4 personas logra obtener una posición en el mercado laboral. Ante este panorama, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social lanzó el Programa Promover la Igualdad de Oportunidades de Empleo, con el objetivo de cambiar paradigmas y conectar oportunidades laborales que permitan a estas personas ejercer su potencial humano dentro de las empresas. 

4.- Orientación Sexual. Durante las últimas dos décadas, el colectivo LGTBI ha tomado fuerza para exigir que sean respetados sus derechos, tanto en la sociedad en general, así como en el trabajo. Hoy en día, desde el  Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, se establecen las reglamentaciones y regulaciones para garantizar la existencia de espacios de trabajo para la comunidad LGTBI.

¿Cómo hago que mis ofertas de trabajo sean inclusivas?

Las competencias, los objetivos, la experiencia profesional, los conocimientos y las habilidades interpersonales son aquellos elementos que a los reclutadores les corresponde evaluar. Por ello, es fundamental que a la hora de escribir la Job Description, se haga especial hincapié en todos aquellos requisitos que vayan íntimamente relacionados a lo profesional y no a los atributos físicos, de género o de condición.

Lo que corresponde hacer es promover la igualdad desde el interior de las empresas, ya que la Ley de Régimen de Contrato de Trabajo establece en su artículo 172 que: “Queda garantizada la equidad de géneros y la igualdad de oportunidades en todos los aspectos de la vida laboral. Las personas que trabajan tendrán iguales derechos en todo lo relativo a su acceso al empleo, a su selección y contratación, a su salario, a su desarrollo o evolución en la carrera laboral y demás condiciones de la prestación. Se prohíbe la discriminación en el empleo fundada en el género, en los contratos individuales, las convenciones colectivas de trabajo y las reglamentaciones autorizadas”.

En conclusión, los programas de inclusión laboral no solamente impulsan a los colaboradores a sentirse parte fundamental de la organización que los emplea, sino también a ser más productivos y a la obtención de mejores resultados.

¿Por dónde empiezo?

Sin lugar a duda, la tecnología se ha convertido en el aliado por excelencia de todo reclutador. Existen herramientas que apoyan al profesional de RR.HH. a la hora de reclutar de manera inclusiva. Tal es el caso de Sherlock o softwares para la gestión de personas. Esta tecnología no permite hacer más eficientes los procesos ahorrando costos y tiempo y ser más inclusivos al analizar la información de los candidatos.  Aquí, te mostramos cómo esta herramienta puede ayudarte a lograr tu cometido:

1.- Filtraje automático de CV. Es una realidad que cada vez recibimos más currículum al publicar una vacante; y que además, son muy pocos los perfiles que pueden llegar a adaptarse a lo que se busca desde las compañías. A través del software de reclutamiento, se puede obtener un filtro específico de los candidatos, sin necesidad de aplicar prejuicios al evaluarlos.

2.- Criterios unificados. Con el kit de entrevistas, se tiene la oportunidad de establecer las preguntas según la vacante y fijar los criterios unificados. Ello, con la finalidad de que cada candidato responda a las mismas preguntas y sea evaluado por igual.

3.- Seguimiento del estado de la candidatura. Un factor básico de la inclusión en el trabajo, sin duda, es la comunicación. Y en los procesos de reclutamiento, es muy importante que los candidatos se mantengan informados de sus avances. Con Sherlock, se puede determinar una comunicación automatizada con ellos, para ofrecerles una mejor experiencia y evitar que se sientan abandonados durante su proceso.

4.- Data Driven. El análisis de datos es crucial para tomar decisiones en el ámbito de los Recursos Humanos. Y SherlockHR permite visualizar toda la información que se necesita saber desde el panel de control.

Porque el talento no está peleado con el color de piel, la preferencia sexual ni el género. El talento se determina por la capacidad que puede tener un individuo para convertir una meta en una realidad. Y la responsabilidad de las áreas de Recursos Humanos es detectar a todas aquellas personas que pueden hacer del éxito una posibilidad. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *