Inclusión laboral: un paso más hacia el éxito de tu empresa

inclusion_laboral

Hoy por hoy, la inclusión laboral representa un paso crucial para promover la dignificación de las relaciones laborales y el respeto incondicional que todo individuo merece.

En Argentina, desde el año 2010, cada 12 de octubre, se celebra el Día del Respeto a la Diversidad Cultural. Pero ¿a qué se refiere esta expresión y por qué es tan importante promoverla dentro de las empresas?

La realidad es que existe una sociedad diversa y en continua transformación, en la que el cambio es una constante y llega hasta lo más profundo de las empresas. Por ello, la inclusión laboral debe existir y ser tomada en cuenta en toda organización, ya que es un factor esencial para el crecimiento.

Factores en la inclusión laboral

Actualmente, el trabajo ocupa un lugar preponderante en la sociedad, pues no solo representa un elemento crucial para el desarrollo de todo individuo, sino también una oportunidad para que este experimente un sentido de pertenencia social.

A continuación, te presentamos los 4 principales factores que no debés dejar fuera de tu estrategia de inclusión laboral:

1.- Género. La Organización Internacional del Trabajo (OIT) ha emprendido una batalla para promover la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. Y el primer paso que debe darse para logarlo consiste en fortalecer la participación de las mujeres en la toma de decisiones de las empresas. De acuerdo con estimaciones del Banco Mundial, el no incluir a las mujeres en la vida laboral genera pérdidas de ingresos entre el 10 y el 37 % del PIB para todas las regiones del mundo.

2.- Convivencia generacional. El alargamiento de la vida laboral y la velocidad con la que se afronta el cambio han traído consigo este fenómeno nunca antes visto en el mercado laboral, en el que colaboradores de distintas edades comparten tiempo y espacio en el trabajo. La clave, para que esto funcione, está en combinar la experiencia de aquellos con más trayectoria con la creatividad de los que están empezando. Ello, bajo la premisa de que toda idea aporta valor.

3.- Personas con discapacidad. En Argentina, a partir del año 2000, se proclamó el 3 de diciembre como el Día Nacional de las Personas con Discapacidad, con la finalidad de garantizar el cumplimiento de todos sus derechos. Según datos del INDEC, se cree que el 13 % de la población argentina posee algún tipo de discapacidad. Esto equivale a unas 5 millones de personas aproximadamente. Y en relación con la inserción laboral, se considera que solamente el 39 % de los discapacitados se encuentra trabajando activamente. De acuerdo con un informe realizado por ADECCO, se cree que solamente 4 de cada 10 compañías argentinas poseen un programa de inserción  laboral para personas con discapacidad. Por este motivo, se debe fomentar la inclusión laboral dentro de todas las empresas.

4.- Orientación Sexual. Durante las últimas dos décadas, el colectivo LGTBI ha tomado fuerza, para exigir que sean respetados sus derechos, tanto en la sociedad en general, como en el trabajo. La Argentina ha tenido logros jurídicos de trascendencia en relación con ello: Ley de Matrimonio Igualitario (Ley N° 26.618); Ley de Identidad de Género (Ley N° 26.743) y el Decreto N° 1006/2012, que fija el reconocimiento por igual de los/las hijos/as que hayan nacido con anterioridad a la sanción de la Ley de Matrimonio Igualitario. Desde la perspectiva del plano laboral, el art. 17 de la Ley de Contrato de Trabajo (Ley N° 20.744) establece la prohibición de toda clase de discriminación entre los trabajadores más allá de su naturaleza.

¿Cómo hago que mis ofertas de trabajo sean inclusivas?

Las competencias, los objetivos, la experiencia profesional, los conocimientos y las habilidades interpersonales son aquellos elementos que les corresponde evaluar a los reclutadores. Por ello, es muy importante que a la hora de escribir la Job Description, se haga especial hincapié en todos aquellos requisitos que estén íntimamente relacionados con lo profesional y no con los atributos físicos, de género o de condición.

Así, lo que corresponde hacer, en la actualidad, es promover la igualdad desde el interior de las empresas. En efecto, el art. 81 de la Ley de Contrato de Trabajo expresa: “El empleador debe dispensar a todos los trabajadores igual trato en identidad de situaciones. Se considerará que existe trato desigual cuando se produzcan discriminaciones arbitrarias fundadas en razones de sexo, religión o raza (…)”.

En conclusión, los programas de inclusión laboral no solo impulsan a los colaboradores a sentirse parte fundamental de la organización que los emplea, sino también a ser más productivos y a la obtención de mejores resultados.

¿Por dónde empiezo?

Sin lugar a dudas, la tecnología se ha convertido en el aliado por excelencia de todo reclutador. Existen herramientas que apoyan al profesional de RR.HH., a la hora de reclutar de manera inclusiva, como es el caso de Sherlock, o softwares para la gestión de personas. Esta tecnología permite hacer más eficientes los procesos, ahorrando costos y tiempo; y permite, además, ser más inclusivos, al analizar la información de los candidatos. Aquí, te mostramos cómo esta herramienta puede ayudarte a lograr tu propósito.

1.- Filtraje automático de CV. Es una realidad que cada vez, se reciben más currículum al publicar una vacante y que son muy pocos los perfiles que pueden llegar a adaptarse a lo que se está buscando. A través del software de reclutamiento, se podrá obtener un filtro específico de los candidatos, sin necesidad de que intervengan prejuicios frente a cada evaluación.  

2.- Criterios unificados. Con el Kit de entrevistas, se tiene la oportunidad de establecer las preguntas según la vacante y fijar los criterios unificados, para que cada candidato responda a las mismas preguntas y sea evaluado por igual.

3.- Seguimiento del estado de la candidatura. Un elemento básico de la inclusión en el trabajo, sin dudas, es la comunicación; y en los procesos de reclutamiento, es muy importante que los candidatos se mantengan informados de sus avances. Con Sherlock, se puede establecer una comunicación automatizada con ellos, para ofrecerles una mejor experiencia y evitar que se sientan abandonados durante su proceso.

4.- Data Driven. El análisis de datos es crucial para tomar decisiones en el ámbito de los Recursos Humanos. Y Sherlock permite visualizar la información que se necesita para saber todo desde el panel de control.

Porque el talento no depende de la raza, del color de piel, de la preferencia sexual ni del género. El talento se determina por la capacidad que puede tener un individuo para convertir una meta en una realidad perceptible. Y la responsabilidad de las áreas de Recursos Humanos consiste en detectar a todas aquellas personas que pueden hacer del éxito una posibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *