La revolución de RR.HH. tras la pandemia

revolucion_rrhh

Las metodologías de trabajo han cambiado mucho y ha provocado una revolución en el área de RR.HH. Solo tenemos que echar un vistazo a la tecnología, digitalización, la automatización de procesos y el trabajo híbrido.

Se estima que el Covid-19 ayudó a empujar la implementación de procesos digitales; y en un año, se avanzó en la evolución lo que se esperaba avanzar en cinco años.

La adopción de herramientas digitales se aceleró en todas las áreas de la empresa. Videoconferencias, trabajo en la Nube y herramientas colaborativas han facilitado que la empresa siga trabajando aunque no sea en la oficina.

En esta evolución, también se reflejó en el teletrabajo. Así, muchas organizaciones se dieron cuenta de que sus colaboradores podían trabajar desde casa, aumentando la flexibilidad y el balance entre la vida laboral y personal.

Los reclutadores ahora pueden captar talento de todo el mundo sin que el aspecto geográfico los frene. Se abren las fronteras y se puede llegar mucho más lejos. Esto supone más competencia y trabajo, pero también más oportunidades de encontrar a la persona adecuada.

Departamentos de talento humano

Si algo ha ocupado un lugar preponderante en la agenda es la búsqueda de un aumento de productividad y eficiencia de los colaboradores. Las organizaciones han implementado soluciones inteligentes para automatizar procesos y eliminar aquellos que eran y que generaban un enorme esfuerzo frente a un escaso valor de retorno.

Las nuevas formas de trabajo requieren competencias laborales y habilidades que antes no eran tan necesarias; o al menos, no imprescindibles. De hecho, podemos revisar en este artículo las habilidades interpersonales que son imprescindibles para los gestores hoy en día.

Por estas circunstancias, se está haciendo especial hincapié en el liderazgo transformacional y las habilidades digitales. De hecho, muchas empresas implementaron la transformación y empezaron por RR.HH., líder indiscutible de los cambios dentro de la organización.

Ante la tan esperada “nueva normalidad”, las empresas se han transformado. Y ahora, este cambio debe adaptarse y prepararse para un futuro fuera de la situación de crisis sanitaria.

Esto supone un rediseño del organigrama, junto con la estructuración de departamentos y funciones. De igual modo que las empresas ya no podrán volver a métodos tradicionales y seguirán usando herramientas con el objetivo de ser más eficientes y reducir tiempos.

Los departamentos de RR.HH. seguirán contando con soluciones integrales de selección de personal, como es SherlockHR. Ello, para poder mantener el ritmo de contrataciones, reducir los tiempos medios de contratación y analizar de forma rápida y precisa todos los currículum que llegan a sus vacantes.

La necesidad de la digitalización

En marzo 2020, con la llegada de la pandemia, pocas compañías estaban preparadas para la digitalización y el trabajo en la distancia.

Según la Organización Mundial del Trabajo, en Latinoamérica, solo un promedio de 23% de los puestos laborales se podía desempeñar remotamente, ya fuera por la naturaleza de las funciones, la infraestructura o el acceso a Internet o redes móviles.

En pocos meses, vimos cómo la tecnología se adaptaba a las necesidades de las personas y se creaban metodologías para seguir trabajando sin que la productividad o el aislamiento interfiriesen en los resultados. 

El área de talento tuvo que esforzarse al máximo para que la inestabilidad y el cambio repentino no afectasen la continuidad del negocio.

En algunos rubros, se necesitó contratar más personal para salir adelante y poder mantener los compromisos aceptados antes de la pandemia. En sectores como alimentación, logística y salud, por citar algunos, aumentaron las contrataciones y la búsqueda de personal.

En Perú, por ejemplo, hubo una previsión de contratación de personal médico. Se buscaron más de 1000 doctores y 4000 enfermeros según datos presentados por el informe de Hiring in a Covid-19 world de SHRM.

En este período, los reclutadores se enfrentaron a algunos problemas como: la captación de talento en ese momento, la necesidad de mantener las distancias para asegurar el bienestar, la imposibilidad de realizar reuniones cara a cara o el temido onboarding al empezar a trabajar en circunstancias tan especiales.

Según la Sociedad para la Gestión de Recursos Humanos (SHRM), los desafíos de esos meses fueron las entrevistas remotas y la validez de realizarlas de ese modo.

La falta de tecnología, en muchas empresas, se hizo evidente en esos momentos. Y aunque previamente había interés por incorporar nuevas herramientas, los presupuestos y el foco no estaban en ello. La transformación digital seguía siendo un tema pendiente en la agenda de la mayoría.

6 pasos que seguirán vigentes en los próximos años

Este avance ya no se puede detener y tampoco tendría ningún sentido hacerlo. Todas las soluciones que hemos ido implementado nos ayudarán a mejorar los KPI del área; y al mismo tiempo, repercutirán positivamente en la experiencia y el trabajo del reclutador.

Aquí, van 6 puntos que seguiremos teniendo en mente a la hora de plantear un proceso de selección de personal:

1. Revisar los objetivos estratégicos de la organización y realizar las contrataciones acordes a ello. Para este punto, es necesario que el área sea un socio más de la empresa y tenga presente la visión de la compañía a mediano y largo plazo.

2. Identificar aquellas tareas que pueden ser automatizadas para ganar tiempo e invertirlo en otras de mayor valor para la empresa y su desempeño. Atrás, quedó realizar solo trabajo operativo que desgasta a nivel motivacional y no permite trabajar de forma estratégica.

3. Seleccionar el mejor ATS para dar soporte al equipo de Recursos Humanos y que dé solución real a los problemas diarios a los que se enfrenta el área. En este sentido, SherlockHR, con el que CompuTrabajo colabora en exclusiva, sigue trabajando de forma continua para ofrecer la mejor solución a las necesidades de los gestores.

4. Dar una buena experiencia al empleado, al reclutador y también al candidato. Como gestores de talento, las personas deben estar en el centro del proyecto.

5. Las habilidades sociales e interpersonales deben tener peso en el proceso de selección. No solo importan los conocimientos, sino también si es capaz de trabajar en equipo, si encaja con los valores de la empresa y si puede complementar y suplir las carencias del equipo.

6. Todo el equipo debe promover la transformación digital y debemos conocer cómo se adapta a los cambios. Realizá encuestas sobre las nuevas metodologías y herramientas y capacitá a los profesionales para que puedan dar lo mejor de sí mismos.

La tecnología sola no basta para ser más eficientes, ya que las personas deben trabajar y adaptarse a los cambios para poder seguir avanzando. La transición digital ya no se parará, así que como empresa, debemos promover la aceptación a los cambios.

La revolución del área de Recursos Humanos dará grandes resultados. Y ya ha cambiado la forma de plantear las nuevas contrataciones y nuevos desafíos para atraer y enamorar al mejor talento. Poco queda ya de ese tiempo en el que el 90% del tiempo se invertía en leer uno a uno los CV.

Ahora, los reclutadores se han convertido en un equipo estratégico y son los responsables de darle a la empresa el talento necesario para alcanzar el éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *