Potenciá tu marca personal como reclutador

potencia_tu_marca_como_reclutador

Hay muchas empresas de las que solo conocemos la marca. Hay otras que nos muestran las personas y los logros que consiguen juntos para hacer de la compañía un gran lugar para trabajar.

Estos días, muchas organizaciones y CEO han publicado cómo se adaptaban al teletrabajo y a esta situación tan inusual, aunque también hemos podido ver cómo lo hacían otros miembros del equipo. Algunos de ellos era la primera vez que publicaban sobre su trabajo y su empresa.

Durante estos últimos años, la figura del director como una persona pública ha ido tomando protagonismo; ya que una buena organización es aquella que tiene un buen líder y lo comunica.

Potenciar la marca personal mejora la imagen, no solo de la empresa, sino también la del profesional. En el caso de los reclutadores, trabajar la marca personal sirve para captar talento de calidad.

Posicionarte como experto en reclutamiento, especializarte en un área o estrategia, son acciones que pueden ayudarte a mejorar el Employer Branding que tiene la empresa. El reconocimiento de otros profesionales del sector llegará a oídos de los candidatos, otras empresas; e incluso, clientes.

Potenciar la imagen de tu marca personal significa posicionarse como experto dentro del sector. Es decir, que otros profesionales conozcan lo que hacés y cómo lo hacés; qué te caracteriza y qué te hace único.

Los líderes de las organizaciones y los gestores de talento deben tener un buen branding personal. De ello, puede depender que obtengan o no los resultados que buscan.

No importa que no la trabajen, la ignoren o nieguen. La marca personal existe. Y aunque no la trabajes, está muy presente en las organizaciones. De hecho, cada vez, tiene más importancia; y no prestarle atención puede suponer un gran fracaso.

Personal branding

Tom Peters fue el primer autor que acuñó esta expresión. Sin embargo, cuando dijo “personal branding”, lo explicó como la potenciación de la marca personal de los empleados, descubrir su rol como intraempleadores.

Tras esta primera aproximación, los autores desligaron de la empresa los beneficios que supone la marca personal y la asignaron a los profesionales independientes.

Así pues, el concepto original cambió y se desenlazó completamente de la empresa. Ahora, parece que vuelven a unirse y algunas compañías buscan profesionales con una fuerte marca personal para atraer clientes y nuevo talento.

Trabajar tu personal branding puede suponer un gran cambio en tu carrera. Ser consciente de la huella que dejamos supone que la trabajemos y le prestemos más atención.

¿Por dónde empezar?

Podés posicionar tu expertise dando charlas sobre temas relacionados con tu profesión, asistiendo a eventos y publicando contenido relacionado con aquello que te apasiona.

El primer paso es hacer un plan. Debés contar quién sos, qué tipo de profesional, qué querés mostrar y cómo deseás hacerlo, junto con los canales que usarás.

Es como crear un plan de marketing personal. No te olvides de añadir los objetivos que buscás conseguir. Puede ser ganar visibilidad, posicionamiento, reputación; o bien, alcanzar una mayor audiencia para que los candidatos apliquen a la oferta.

Podés ligar estos objetivos con los que tiene tu empresa; o también, fortalecer alguna área en la que te destaques profesionalmente.

Tu estrategia tiene que ir dirigida a cómo querés que te vean, dónde querés estar y por qué querés ser reconocido. Con esto en mente, elaborá una hoja de ruta.

Para posicionarte como experto, es necesario que compartas el conocimiento y crees una comunidad afín que comparta y comente tus artículos.

La comunicación no existe, si no hay oyentes. Así que intentá que tu conocimiento llegue a la audiencia que deseás.

El impacto de las redes sociales

Las redes sociales se han convertido en el canal más usado por los expertos para compartir su visión y entablar relaciones entre ellos.

Son fáciles de usar, no suponen ningún costo y ayudan a conseguir visibilidad y posicionamiento.

Hay otras plataformas que están pensadas para ello. Pero en este caso, dependen del sector en el que te muevas.

Cada red social tiene un público acorde. En el caso de posicionar tu experiencia profesional, podés usar LinkedIn y Twitter para generar una red de contactos y participar en grupos de gestión de talento.

Es importante que seas activo en las redes sociales. No se trata solo de publicar, sino también de opinar, debatir y compartir contenido ajeno. Si no estás activo, tu audiencia tampoco lo estará.

Aportá comentarios de valor para que el resto de los usuarios quiera saber quién los escribe y vayan a leer tus artículos o ver tus videos.

Cuando entres en discusiones, hacelo de forma educada, aportando datos y justificando tu opinión. Evitá, en la medida de lo posible, a esos usuarios que pueden manchar tu marca personal al iniciar una guerra sucia de comentarios.

A pesar de que a veces, en el mundo online, es difícil desviar esa atención no deseada, en la mayoría de cosas, los expertos quieren ser profesionales y evitan la “guerra sucia”.

¿En qué beneficia eso a la empresa?

Si llevás a cabo las acciones que hemos planteado anteriormente, conseguirás potenciar tu marca personal y mejorar la imagen de tu empresa.

Como reclutador, sabés que contar con gente con una buena marca personal puede atraer más talento a ese equipo y simultáneamente, beneficiar la impresión que los clientes tienen de la organización.

Los clientes y los candidatos buscan cercanía. Quieren saber con quién van a trabajar. Eso los impulsa a adquirir productos y servicios de aquellas organizaciones con las que se sienten identificados.

Si estás considerado como experto en reclutamiento o como experto en un área concreta, no solo te ayudará a vos, sino también a la empresa que representás, ya que asociarán las dos marcas. De esta manera, podrás ejercer un plus positivo en la reputación de marca de la empresa para la que trabajás. El reconocimiento de otros profesionales del sector llegará a oídos de los candidatos, otras empresas; e incluso, clientes.

El área de Recursos Humanos es un gran aliciente para atraer talento de calidad. Como reclutador, sos representante de tu empresa cuando recibís a un candidato o escribís un email.

Contar con un buen posicionamiento puede ser un aspecto positivo para las nuevas incorporaciones; incluso, un reclamo para profesionales de Recursos Humanos o Marketing.

Esta es tu oportunidad para afianzar tu carrera, aprovechar para hacer networking y darte a conocer de forma pública. Aunque pueda parecer raro, cada vez más gestores de talento están usando sus redes para comunicar, hablar de buenas prácticas y atraer el mejor talento para sus empresas.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *