¿Realizás un reclutamiento inclusivo?: preguntas para seleccionar al mejor candidato

reclutamiento_inclusivo

Hay empresas asincrónicas que mantienen arcaicas sus maneras de reclutar, sin tener en cuenta la importancia y el acierto de construir equipos diversos e inclusivos.

Hoy, te traemos las mejores preguntas para seleccionar al mejor candidato independientemente de su género, edad, religión o color de piel.

Una empresa debe ser un espejo de la sociedad actual, de aquello que se ve por la calle y se vive cada día. Si eso no es así, es que la empresa tiene un sesgo subjetivo que hace que ciertos perfiles nunca lleguen a tenerse en cuenta.

Lo primero que te pedimos es que eches un vistazo a los colaboradores. ¿Hay diversidad o todos tienen rasgos parecidos?

¿Por qué es importante la inclusión?

La fuerza laboral de una empresa es el detonante del éxito. Si la empresa se dedica a hacer productos para la sociedad, es necesario tener un punto de vista de cada uno de sus miembros.

Además de la inclusión y la diversidad, aparecen ideas innovadoras y diferentes que pueden ser motivo de supervivencia ante este cambio conjunto.

Tener un equipo inclusivo y diverso permite:

1. Atraer y retener el mejor talento: un buen candidato es aquel que tiene los conocimientos y habilidades requeridas. Ni la raza ni el género ni la religión influyen en su capacidad de resolución, productividad, creatividad y aportación de buenas ideas.

Según la ‘Encuesta Generación Millenial 2018’, realizada por Deloitte, “El 80 % de (los millennials) cree que el éxito empresarial debería medirse por algo más que resultados financieros.” Y que “La flexibilidad laboral y la diversidad” son clave para retener el talento.

Esta premisa en 2021 es igual de certera y determinante que hace dos años.

2. Aumento de la productividad: las organizaciones con equipos diversos suelen trabajar más en equipo y ayudarse conjuntamente. Esto hace que la productividad aumente; y además, aprendan unos de otros, dando soluciones que no hubiesen contemplado de no haber compartido los problemas.

3. Mejora del Employer Branding: el 67 % de los consumidores prefiere las empresas que se posicionan en temas de sostenibilidad, transparencia, diversidad y prácticas de empleo equitativas.

Las empresas comprometidas tienen consumidores más fieles y un mejor Employer Branding, sobresalen por encima de la competencia y su reputación la hacen atractiva a nuevos talentos.

4. Mejor atención al cliente: contar con un equipo diverso e inclusivo hace que cuando el cliente contacte con la empresa obtenga una mejor respuesta, se solucione el problema con más rapidez y crea que hay alguien al otro lado que lo entiende.

Reclutamiento inclusivo

Si deseás realizar un reclutamiento inclusivo, debés:

  1. Evitar seleccionar por género, nombre, raza, religión…
  2. Determinar qué calificaciones son imprescindibles para el puesto.
  3. Qué expectativas tiene la empresa con relación a esa vacante.
  4. Qué personalidad y habilidades blandas debe tener para encajar con la cultura de la compañía y el equipo.

Una vez que se hayan revisado los 4 puntos anteriores, debés ser coherente con el criterio y las preguntas que llevarás a cabo durante la entrevista.

Las cuestiones deben estar enfocadas en conocer al candidato y no en juzgarlo. Por ejemplo, este desvío de percepción se da mucho en perfiles seniors que buscan nuevas oportunidades de crecimiento.

Revisá la plantilla y los reclutamientos anteriores para fijarte si hay un pequeño desvío en alguna parte del proceso. El uso de software de selección de personal hace que estos pequeños sesgos inconscientes vayan desapareciendo del proceso y den como resultado grandes candidatos.

Preguntas para seleccionar al candidato

En este caso, las preguntas no versarán sobre si está casado o no, si pretende tener hijos, qué religión profesa o qué edad tiene.

Como reclutadores, nos centraremos en rasgos más importantes para llevar a cabo el trabajo:

  • ¿Cuál creés que será el aspecto más desafiante de trabajar aquí?
  • ¿Con qué valores de la empresa te identificás?
  • ¿Qué harías si ves que un compañero está siendo sexista, racista u homófobo?
  • ¿Creés que es importante trabajar con un equipo diverso? ¿Por qué?
  • ¿Qué podés aportar vos al equipo de esta empresa?
  • ¿Cómo es para vos un buen compañero?
  • ¿Qué parte de tu trabajo es el que más te ilusiona?
  • ¿Cuáles son tus objetivos a medio plazo si llegas a obtener el trabajo?
  • ¿Tenés problemas en trabajar con gente que es diferente a vos?
  • ¿Estás dispuesto a aprender nuevas habilidades si el puesto lo requiere?
  • ¿Has trabajado anteriormente en un equipo como el nuestro?
  • Contame qué hiciste durante la pandemia y qué aprendiste de esa situación.
  • ¿Qué significa para vos el trabajo en equipo?

Estas cuestiones se centran en la persona como profesional. Y no tienen nada que ver con otros aspectos de su vida que no son relevantes para el desempeño de su trabajo.

Un candidato debe ser seleccionado por sus conocimientos, habilidades y por la meritocracia de sus actos.

Un estudio del Observatorio Social de La Caixa dio a conocer que las mujeres tienen un 30 % menos de posibilidades de acceder a una entrevista de trabajo que los hombres. Este porcentaje se reduce aún más si tienen hijos.

Este rechazo no es por el currículum, sino por su condición de ser mujer y madre. El estudio demuestra que con igual número de hijos, los hombres tienen el doble de posibilidades de conseguir el empleo que una mujer.

La diversidad como parte de la cultura organizacional

Si algo nos preocupa a los profesionales es tener oportunidades conforme vamos creciendo, que no nos juzguen por condiciones inherentes a nuestras elecciones.

La diversidad y la inclusión serán cada año  dos temas más importantes y preponderantes en las agendas de Recursos Humanos.

Poco a poco, vamos tomando consciencia de la necesidad de dar oportunidades a todos, de tener una representación en las empresas para que así escuchen y nos ofrezcan soluciones pensadas para todos.

Si la organización no incluye estas premisas en su cultura organizacional, poco a poco, irá muriendo y la atracción de talento será cada vez menor.

Incluir a personas diferentes en nuestros equipos aporta más valor y permite ofrecer soluciones más innovadoras. Transmitir esos valores y hacer que formen parte del ADN de la empresa es una tarea que se consigue paso a paso, pero sin descanso.

Es el momento de realizar un escáner a la empresa e implementar medidas de inclusión allí donde sea necesario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *