¿Reclutar en remoto? Desafío aceptado

Es innegable que la llegada del Coronavirus ha implicado cambios drásticos en la manera en la que se desarrolla la vida: desde hacer la compra, hasta la forma de trabajar. El Covid-19 está siendo un factor de transformación constante.

La realidad inesperada, producto del confinamiento, ha hecho que nuestros procesos de reclutamiento, inevitablemente, también hayan tenido que cambiar. Los métodos tradicionales han tenido que transformarse y evolucionar; y nosotros debemos seguir el paso.

Es un desafío; sin duda, lo es. Más no es una cuestión que no podamos resolver. Este es un manual de cómo podemos reclutar en remoto, de manera eficiente y sin “perder la cabeza” en el proceso.

En remoto: el antes y el ahora

El trabajo en casa en Latinoamérica, tal vez, no era la opción más común o tradicional como modalidad de empleo. Sin embargo, tuvimos que implementarlo de manera acelerada. Y sí, hay que reconocer que (en algunos casos) con varios tropiezos.

Algunos países que tenían más avanzada la integración del trabajo en remoto en la región eran Argentina y Brasil. En otros, como Chile y México, entre el 2 % y el 4 % de los colaboradores lo realizaba al menos una vez a la semana. Una región en la que esta práctica es… o era… poco habitual.

Hoy por hoy, casi que la totalidad de las empresas del continente, cuya manera de operar lo permite, ha tenido que “virtualizar” sus operaciones. Hay empresas que no paran, que siguen brindado sus servicios desde la distancia. Y aquí, es donde jugamos el papel de traer a nuestras compañías ese talento de valor que nos aporte en el desarrollo de la actividad empresarial.

Reclutamiento en tiempos de Covid-19

Nos encontramos en una situación anómala. Aun así, hay empresas que siguen reclutando para hoy y para la vuelta (en breve) a la “nueva normalidad”. Y la estrategia infalible para poder hacerlo en remoto está determinada por la tecnología y la reinvención. Aquí, les daremos esas claves que requerimos para reclutar en tiempos del Covid-19.

La primera de estas claves es la comunicación. Vamos a determinar los diferentes tipos de comunicación que debemos establecer y gestionar de manera eficiente, para llevar a cabo procesos de reclutamiento exitosos desde la distancia:

  1. Oferta de empleo: es una de las comunicaciones necesariamente más atractivas para el candidato. ¿Por qué? La oferta de empleo es uno de los factores decisivos para el candidato. Esta publicación debe evidenciar, no solo el perfil requerido, la vacante, las habilidades o conocimientos para el cargo, sino que también debe dar cuenta de nuestra cultura organizacional. Debe permitir mostrar el por qué somos esa mejor opción y que así el candidato no deje pasar su postulación por alto.

Una acertada publicación de la oferta nos va a traer diferentes beneficios, como llegar realmente a una persona cuyo perfil sea el requerido (y no quedarnos con el que más o menos se asemeja); ahorros en tiempo y dinero, al reducir los errores de un mal reclutamiento y potenciar nuestra marca empleadora. Aquí, podés encontrar más información sobre cómo escribir ofertas de empleo atractivas y eficientes.

  • Redes sociales: a causa del confinamiento decretado, las personas actualmente pasan mucho más tiempo que antes en redes sociales. Allí, es donde están nuestros futuros colaboradores. Y por ende, debemos estar presentes donde ellos están. Los posibles candidatos tienen hambre de contenidos. Esperan y quieren mucha información; eso sí, de calidad. Tenemos que pensar en cómo los candidatos interactúan con nuestra marca y dónde consumen nuestras publicaciones.

En este punto y por el contexto actual, es importante que utilicemos las redes sociales como la vitrina en la que mostremos como empresa lo mejor de lo que somos y de lo que hacemos; que les hagamos saber a esos mejores talentos que sin duda, somos la mejor empresa para trabajar. Los beneficios del uso de redes sociales es que nos permiten mayor interacción, difusión y podremos darles mayor realce a nuestras estrategias de employer branding y atracción de talento.

  • Proceso de selección: luego de que el candidato se postula, es importante que conozca su estatus. Es necesario que lo sepa, ya que el 42 % de las personas no vuelve a inscribirse a una oferta de la misma compañía, si no ha tenido una buena experiencia durante el proceso de reclutamiento.

Es decir, si la empresa no se ha comunicado con ellos de forma constante y no han podido saber cómo iba su candidatura y en qué parte del proceso estaban, no vuelven a inscribirse. Asimismo, el 62 % no te recomienda entre sus contactos como empresa a la que postularse. De allí, la importancia de hacerles saber que su CV ha sido revisado, en qué fase del proceso está su candidatura, si han sido elegidos o si, desafortunadamente su candidatura no continúa, aunque sea tenida en cuenta para otros cargos que se ajusten con su perfil.

Debemos hacerle saber al candidato que agradecemos que nos haya tenido en cuenta para su crecimiento o cambio profesional. No permitamos que en ningún punto, se sienta abandonado.

  • Comunicación interna: ahora más que nunca, cuando la distancia se impone entre los miembros de nuestros equipos, la comunicación entre los reclutadores que forman parte de cada uno de los procesos se constituye en una de las claves para conseguir contrataciones de éxito. Cuando se tiene la información compartida y cada uno tiene claro lo que debe hacer y en qué punto, los tiempos se optimizan, los pasos fluyen y los procesos se agilizan.

Debemos tener protocolos claros y asegurarnos de que todos los conozcan. De este modo, el liderazgo, como la buena comunicación, conducirán al equipo a cumplir con los objetivos estipulados en los tiempos establecidos. Como un reloj suizo, todos engranados seremos un equipo más eficiente.

5. Uso de las herramientas adecuadas. Queremos invitarlos a hacerse las siguientes preguntas:

  • ¿Cuentan con las herramientas necesarias para reclutar en remoto?
  • ¿Sus procesos de selección son lo suficientemente claros?
  • ¿El equipo de reclutamiento está bien coordinado para seguir los procesos sin problemas?
  • ¿Pueden realizar entrevistas fluidas sin compartir espacio con el candidato?
  • ¿Sus procedimientos y herramientas se ajustan a las necesidades de la actual coyuntura?

Si la respuesta al menos a una de esas preguntas es “No”, hay que reevaluar las herramientas o todo lo considerado, para que la respuesta a estas preguntas sea un unánime “Sí”. Hoy, sí o sí necesitamos incorporar la tecnología en los procesos de reclutamiento.

2 de cada 3 reclutadores piensan que usar nuevas herramientas les permitirá trabajar de manera más eficiente y centrarse en crear estrategias de valor, ahora que tenemos el tiempo para planearlas. Esta ya es una realidad tangible.

Un software de reclutamiento es una herramienta que integra las funcionalidades necesarias para llevar a cabo los procesos de reclutamiento. Esta es una lista de funcionalidades que nos ayudarán a reclutar eficazmente:

  • Videoentrevistas.
  • Kit de entrevistas y trabajo colaborativo.
  • Multiposting.
  • Smart Recruiting.
  • Test a medida.
  • Data driven.

Estas funcionalidades, incluidas en la solución SherlockHR, nos posibilitan reducir los tiempos de contratación, obtener un mayor número de candidatos que encajen con el perfil, mejorar la experiencia del candidato durante el proceso y optimizar la efectividad del departamento de Gestión del Talento. Muchas funcionalidades y los mejores beneficios.

Estos tiempos de cambio han llegado para hacernos más fuertes. Apoyémonos en la comunicación y las herramientas que permiten la tecnología para hacer de nuestras gestiones una tarea más evolucionada. ¿Se puede reclutar eficazmente en tiempos de Coronavirus? Claro que sí. Asumimos el desafío y ahora sabemos cómo superarlo. No paramos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *