¿Sabés cómo fortalecer el storytelling de tu empresa?

storytelling_propositos

Ejemplos de propósitos corporativos, el elemento principal del storytelling

En anteriores posts y webinars, hemos hablado de la importancia del storytelling en la construcción del Employer Branding.

La historia de la marca influye (y mucho) en la percepción que el resto tiene de ella. La estructura narrativa sirve para proyectar el viaje que esa empresa ha realizado a lo largo de los años.

A veces, puede ser la historia de su fundador; otras veces, los obstáculos que ha superado; y en algunos casos, la historia de éxito de sus productos. Pero el mensaje que prevalece reside en por qué se ha iniciado ese viaje, con qué propósito se ha creado la compañía.

Y eso es lo que debemos responder; incluso, antes de plantear el storytelling dentro de nuestra estrategia de narrativa de marca.

¿Cuál es el propósito de mi empresa?

Es importante identificarlo, conocerlo y darlo a conocer a todos los colaboradores. ¿Qué quiere conseguir mi compañía más allá de las ventas? ¿Qué perseguimos con nuestro trabajo diario? ¿Qué nos mueve?

Ya sabemos que se trabaja mucho mejor, si sabemos cuál es el propósito. Eso le da un nuevo sentido al trabajo, al esfuerzo y a los obstáculos que se presentan diariamente.

Para ejemplificarlo, usaremos uno de los mensajes más compartidos en redes sociales, relacionado con la perspectiva y el valor del trabajo.

Un niño le pregunta a un albañil: “¿Usted qué está haciendo?”. Y él le responde: “Poniendo ladrillos”.

Luego, el niño le pregunta al trabajador de al lado: “¿Y usted?”. Entonces, el segundo le responde: “Haciendo una pared”.

Finalmente, el niño va un poco más allá y le pregunta al tercero lo mismo que a los dos anteriores. Y el tercer albañil responde: “Estamos haciendo un hospital”.

Aquí, la perspectiva y el propósito cambian. No solo se colocan ladrillos, si no que se está construyendo un lugar para poder ayudar a la gente. El trabajo adquiere mucho más significado. Por consiguiente, cuando esté construido, se verá más allá de las paredes. Es decir, que el resultado obtenido será consecuencia del granito de arena que brindaste con tu trabajo.

De este modo, tras esta historia: ¿sabrías decir cuál es el propósito de tu empresa?

Algunos ejemplos de propósitos corporativos

Aquí, van algunos ejemplos extraídos del blog Inbound Recruiting bootcamp. Desde allí, se analizan los mensajes y acciones que llevan a cabo las empresas, para comunicar cómo este tipo de historias permite crear una conexión con el talento, mucho más profunda que el sueldo o la necesidad.

Para la tecnológica Sony, su objetivo es generar un mundo con emoción, a través del poder de la creatividad y energía.

Twitter, que debe luchar con grandes corporaciones para la atracción de talento en Silicon Valley, afirma que su propósito de negocio es estar al servicio de la conversación pública. Así, deja de ser una organización centrada en los usuarios y la publicidad, para mostrar el origen de su creación y qué esperan que suceda con esta red.

Otra empresa que últimamente lo hace muy bien en sus comunicaciones es Airbnb. Tras todos los problemas con el sector del turismo, el mensaje que lanza la empresa implica su lucha por crear un mundo, en el que todos puedan pertenecer a cualquier lugar.

Pinterest (ante todo, una red amistosa) dice que para ellos, lo importante es inspirar a las personas a crear la vida que aman.

Podríamos dar muchos ejemplos más, pero al final, la conclusión será la misma. Más allá de su producto, todo tiene un porqué, una idea de cambiar, mejorar; o incluso, inspirar a las personas.

En este sentido, nos gustaría aprovechar para recordarles el propósito de Computrabajo: creemos en un mejor futuro profesional, en el que todas las personas puedan acceder a un mejor empleo y una calidad de vida. Buscamos que todas las empresas pueden encontrar al talento adecuado para evolucionar y alcanzar el éxito.

Inspiramos a las personas y a las empresas a imaginarlo y a crearlo juntos.

Usar la emoción en el reclutamiento

Algunos de ustedes, lectores, se preguntarán cómo esta estrategia permite atraer al talento; es decir, cómo puede influir el storytelling en el reclutamiento y la selección. Pues, se lo contamos a continuación.

Cuando publicamos una oferta de empleo, nos basamos en los elementos racionales: puesto, salario, beneficios, objetivos… Pero hay una faceta emocional que es central: ¿sentís que la empresa encaja con tus valores? ¿Te motiva trabajar allí?

Hay algunos gestores que hablan de feeling cuando hacen entrevistas: eso siempre está ahí. Pero debe suceder lo mismo con la empresa. Y esto puede evidenciarse a través de algunas preguntas: ¿existe ese vínculo emocional para que mi trabajo vaya más allá de mi horario y obligaciones?, ¿entiendo por qué estoy dedicando tiempo a esto?, ¿me emociona pensar lo que mi trabajo hace a favor del mundo o las personas?

Para que los candidatos quieran trabajar en tu empresa, debés contarles cuál es el propósito. Esto va más allá de la marca, sino que tiene que ver con el objetivo final, con el valor que se le da al trabajo en la empresa.

En nuestro último webinar, aparecieron muchas preguntas sobre cómo las pymes podían competir con grandes multinacionales, sin tener presupuesto para hacer branding. Y esa misma pregunta es la que mueve a Twitter a hablar de su propósito en sus redes, ofertas de empleo y en las entrevistas de trabajo.

Porque no solo es importante el nombre de la marca, sino que también importa lo que la empresa hace para el futuro, cuál es su ADN, sus valores y lo que persigue con las tareas que realiza. Puede ser que no tengas la fuerza de una multinacional, pero tenés algo más importante: el propósito corporativo.

Todos, independientemente del tamaño de nuestra organización, buscamos colaboradores que encajen con el equipo. Pero también que tengan el mismo propósito que nosotros. Y si no es exactamente el mismo, que los emocione y les haga sacar lo mejor de sí mismos.

En una reciente encuesta de Hays, se afirma que la generación Z quiere trabajar en empresas que aporten valores positivos al mundo. Esa ilusión también la tienen los millennials. De esta manera, parece que los colaboradores desean participar en proyectos en los que realmente crean; y estos pueden crear un vínculo mucho más fuerte que aquel que otorga un contrato de trabajo.

Cuando elabores los mensajes de tu estrategia de Employer Branding, no olvides añadir y dar a conocer tu propósito. Tal vez, sea el elemento que te diferencie de tu competencia y atraiga a los profesionales adecuados para trabajar día a día en ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.