Sherlock no acabará con tu trabajo, te hará disfrutar de él

sherlock_no_acabara_con_tu_trabajo

Esta es una pregunta recurrente por parte de los gestores de recursos humanos. El uso de la tecnología y la automatización no supone una reducción de puestos de empleo y mucho menos, terminará con la profesión de los reclutadores.

El uso de herramientas digitales plantea un nuevo paradigma y crea la necesidad de profesionales aptos para liderarlo y gestionarlo.

Sherlock es la solución de nueva generación, pensada para digitalizar y automatizar ciertas etapas del proyecto, pero en ningún caso, sustituye a un gestor de talento de su puesto de trabajo.

Los gestores aportan un conocimiento y una experiencia que ninguna herramienta puede suplir. Sherlock HR optimiza tareas y reduce tiempos y costos, pero necesita de un gestor para usarla y obtener los resultados esperados.

Liderar el cambio, una nueva habilidad de los gestores

Hemos hablado repetidas veces de la problemática de detectar soft skills en los candidatos y de saber si cuentan con esas habilidades blandas, para hacer frente a los cambios y saber sobreponerse.

En el área de RR.HH., sucede exactamente lo mismo. Se precisan profesionales que integren la tecnología. Es un hecho innegable que la tecnología estará en esta área y saber gestionarla correctamente para alcanzar los objetivos es la clave.

Pongamos un ejemplo histórico. En 1892, se inventó el primer tractor para arar los campos. La mayoría de los agricultores se negó a usarlo porque eso suponía perder trabajos. Pero ese invento se terminó implantando porque mejoraba el trabajo, reducía las tareas repetitivas y cansadoras. A la vez, permitía que los agricultores se fijaran en otros aspectos, para mejorar la productividad de sus campos, ya que hasta ese momento, eran relegados a un segundo lugar por falta de tiempo. Además, creció la demanda de trabajadores que supieran usar el tractor.

Entonces, la maquinaria le proporcionó tiempo a ese sector. Esto mismo propone Sherlock en el caso de Recursos Humanos.

¿Qué automatiza Sherlock?

La herramienta cuenta con varias funcionalidades, que permiten digitalizar los procesos de reclutamiento.

  • Multiposting: permite publicar desde Sherlock en varias fuentes de reclutamiento, sin necesidad de entrar en cada una de ellas, una a una. Se ahorra casi un 65 % del tiempo en la publicación de la vacante. La primera vez que se utiliza, eso sí, requiere una inversión de tiempo mayor, pero es una inversión que la segunda vez ya se recupera.
  • Smart Recruiting: por cada vacante o tipología, la solución permite crear un proceso hecho a medida, en el que se definen las etapas; y también, permite automatizar el paso de los candidatos a la siguiente fase. Puede parecer confuso, pero en realidad, es una de las funcionalidades más usadas para encontrar al candidato ideal. Dentro de esta funcionalidad, se incluyen:
    • Killer Questions.
    • Test personalizados.
    • Test de conocimientos.
    • Test de habilidades.
    • Videoentrevistas.
  • Kit de entrevistas: eso no significa que las entrevistas se hagan de forma automatizada, sino que la herramienta dispone de un apartado para organizar las preguntas de la entrevista. Selecciónás cuándo se hará y añadís todas las secciones que debe tener y qué preguntas debe contestar el candidato. De este modo, independientemente de quién haga la entrevista, todos los candidatos tendrán el mismo proceso; sin sesgos subjetivos.
  • Comunicación automatizada: el gestor será el encargado de decidir cuándo y qué comunicará al candidato. El sistema permite enviar mensajes personalizados de forma automática, cuando el candidato supere o no una fase. Hasta el momento, esta es una de las fases más descuidadas en los procesos de selección. Más del 70 % de los candidatos espera recibir una respuesta en menos de 48 h. cuando se inscribe a una oferta.
  • Evaluaciones de los candidatos: cuando un candidato pasa por un proceso, toda su información queda almacenada en la base de datos. De esta manera, todos los reclutadores del equipo tienen acceso a esa información, por lo que si esa persona vuelve a postularse, el gestor contará con su histórico, o bien, si se abre una vacante, el reclutador podrá llamarlo a la entrevista, sin necesidad de pasar por todo el proceso de nuevo.

Además de estas funcionalidades que permiten automatizar partes del proceso, Sherlock cuenta con la posibilidad de añadir todas las tareas a tu calendario. Al agendarlas, podrás recibir notificaciones en tu propio correo y accederás a los datos del proceso y del candidato desde ese mismo enlace.

¿Me controla mi jefe?

Esta herramienta no está pensada para controlar a los reclutadores, sino para que el director conozca el status del equipo y pueda asignar tareas y procesos según el trabajo de cada uno.

Este reporte también te permite ver si cumplís con los objetivos y qué parte del proceso es la que podés mejorar. Es una forma de evaluar y poder hacer autocrítica de tus resultados y metodología.

Ese miedo al control es comprensible, pero evaluar cómo funciona la herramienta y los tiempos puede ser una gran ventaja como gestor. Dejás de dedicar tiempo a tareas administrativas y de poco valor, para progresivamente ir asumiendo tareas más estratégicas y con más valor a medio y largo plazo.

Tengo miedo de no saber usar la herramienta

Como todas las herramientas, Sherlock tiene un tiempo de adaptación y conocimiento. Es habitual tener aversión hacia una solución hasta ahora desconocida, pero la actitud y la predisposición harán que alcances el éxito.

En primer lugar, quiero contarte que Sherlock cuenta con una interfaz usable y amigable. Está diseñada para que un reclutador pueda llevar a cabo su trabajo con facilidad. El equipo de diseño de Sherlock se ha basado en las experiencias de reclutadores reales, y en su equipo, se encuentran varias reclutadoras que han probado y modificado la herramienta para adaptarse al día a día del gestor.

A la vez, al contratar Sherlock, hay un período de dos semanas, en el que nuestro equipo se pone en contacto para mostrarte el funcionamiento y asesorarte en cada paso. Esta pequeña formación no solo queda ahí, ya que la posibilidad de contactar con el equipo de Customer Success está disponible de forma permanente.

De todos modos, la mejor manera de aprender es usándola, es decir, ir probando y viendo los resultados por vos mismo. Solo con la práctica, podés sacarle el máximo partido y convertirte en uno de los mejores del equipo.

Seguro que cuando comunicás a tus colaboradores que habrá cambios, muchos de ellos tienen miedo porque salen de esa zona de confort. Pero una vez implantada la herramienta, se dan cuenta de todos sus beneficios.

El departamento de RR.HH. debe liderar ese cambio, afrontarlo con entusiasmo y digitalizar sus procesos, para poder competir en este mercado tan competitivo como es el del talento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *