Teletrabajo, una opción laboral incluyente

teletrabajo_opcion_incluyente

Ley N° 26.378 del año 2008 establece la aprobación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Dentro de este conglomerado de derechos, se encuentra el derecho a trabajar y la igualdad ante la ley en este y otros aspectos.

Para hacer realidad el cumplimiento de sus derechos laborales, el teletrabajo puede ser la solución para incluir estos perfiles a tu equipo.

El teletrabajo es una modalidad laboral que representa grandes beneficios para las empresas: ahorro en gastos asociados al mantenimiento de la planta física de la organización y equipos de oficina, reducción de la contaminación ambiental en las ciudades, aumento de la productividad de las compañías, uso e implementación de nuevos desarrollos tecnológicos y, especialmente, el mejoramiento de la calidad de vida de los colaboradores, el mayor beneficio de todos.

En ese sentido, el teletrabajo se constituye como una oportunidad de generación de ingresos para las personas en condición de discapacidad, además de ser una alternativa de inmersión laboral.

En Argentina, la Ley N° 26.378 mencionada anteriormente establece los mecanismos de integración social de las personas en esta situación, para que se garanticen sus derechos fundamentales.

Con ello, la invitación para las empresas es a convertirse en organizaciones más incluyentes abriendo espacios de trabajo para este grupo poblacional tan importante.

Beneficios mutuos del teletrabajo como opción incluyente

Los beneficios de contar con personal en situación de discapacidad se pueden entender, según el portal Empresa Inclusiva, en 4 frentes:

  • Para la persona con discapacidad y su familia: puede mejorar su calidad de vida al igual que sus ingresos, lo que incidirá directamente en su estado de ánimo, generando un sentido de independencia, autonomía y libertad.
  • Para la empresa: la productividad de la compañía incrementará en la medida en la que el rendimiento de las personas sea alto, la rotación será baja al igual que el ausentismo.
  • Para motivar a los colaboradores: se mejora el clima organizacional, además de generar mayor valor a la diversidad y la tolerancia.
  • Para aumentar nuestra reputación: al tener políticas incluyentes y generar empleo para las personas en condición de discapacidad, aumentará nuestra reputación como marca empleadora (Employer Branding).

Además de los beneficios mencionados, no podemos olvidar de que el teletrabajo significará un ahorro para la compañía, pero también para el colaborador, tanto en dinero, así como en tiempo, en la medida en que este evitará incurrir en gastos de transporte y desplazamientos, que como sabemos, en grandes ciudades pueden ser engorrosos.

En resumen, el teletrabajo es bienestar.

El teletrabajo en Argentina: un caso de éxito

Son muchas las organizaciones que están implementando el teletrabajo como opción para sus colaboradores entendiendo los múltiples beneficios, tanto para las empresas, así como para los empleados.

En Argentina, esta modalidad laboral concentró el 10 % de los trabajadores en el año 2017, de acuerdo con datos suministrados por la agencia de noticias TÉLAM. Esto equivale a unas 2 millones de personas, cifra que sigue en aumento.

Particularmente, en nuestro país, ya son varias las empresas que han implementado el teletrabajo. Para ejemplificar, abordaremos el caso de Provincia NET, compañía de tecnología del Grupo Provincia.

Esta es una compañía que está estructurada desde un paradigma meramente tecnológico. Se encarga de brindar soluciones integrales e inteligentes tanto para el sector público, así como en el privado.

En resumen, tiene como objetivo brindarle a los municipios, a las provincias y a toda la Nación las herramientas necesarias para la modernización de procedimientos íntimamente vinculados con los sectores de la salud, seguridad, educación, entre tantos otros.

Además, debe mencionarse que en esta empresa prima el concepto de la inclusión social. Por esta razón, la posibilidad del teletrabajo se instaura dentro de esta organización como una alternativa eficaz para las personas con discapacidad.

Desde una mirada jurídica y legal, esta predisposición al teletrabajo está en comunión con la Ley N° 1221 del año 2008, la que establece lo siguiente: “Teletrabajo para población vulnerable. El Ministerio de la Protección Social (…) formulará una política pública de incorporación al teletrabajo de la población vulnerable (Personas en situación de discapacidad, población en situación de desplazamiento forzado, población en situación de aislamiento geográfico, mujeres cabeza de hogar, población en reclusión, personas con amenaza de su vida)”.

“El teletrabajo es fundamentalmente, para una persona con discapacidad, la posibilidad de trabajar exactamente igual que cualquier otra, pero en la comodidad de su casa”, afirmó a TÉLAM una teletrabajadora de esta organización que padece atrofia muscular espinal tipo 2.

En efecto, Provincia Net, desde el año 2011 al 2017, ya tenía 79 puestos de trabajos enmarcados dentro del teletrabajo.

Por último, es importante mencionar que esta empresa forma parte del Programa de Seguimiento y Promoción del Teletrabajo en Empresas Privadas (Propet), el que veremos a continuación.

Programa de Seguimiento y Promoción del Teletrabajo en Empresas Privadas (Propet)

Este es un programa creado por el Ministerio de Trabajo de la Nación, destinado originariamente a la promoción del teletrabajo en las compañías que lleven a cabo contrataciones de empleados que tengan una edad mayor a 45 años. Para darles la posibilidad de seguir prestando servicios de trabajo en el caso de que no puedan realizar sus tareas habituales de manera presencial.

Según este programa, todos los teletrabajadores deben contar con una Aseguradora de Riesgo de Trabajo (ART). A su vez, será la empresa la responsable de brindarle al empleado todo el equipamiento necesario. Ello incluye notebooks, escritorios, dispositivos móviles, etc.

Por otra parte, las empresas que adhieran a este programa tendrán la obligación de abonar un plus de que sea o no remunerativo. Este plus hace referencia a gastos relacionados con el uso del teléfono, luz y gastos de alquiler de manera proporcional.

Para finalizar, desde una perspectiva estadística, puede decirse que en el año 2015, dentro de los organismos que están adheridos a Propet, se puede señalar que: un 30,5 % equivale a compañías de telecomunicaciones; un 20.5 % a servicios financieros; un 20 % a organismos públicos; un 11 % a sistemas informáticos; un 9 % al sector de combustibles; y otro 9 % al rubro comercial.

Puede decirse, entonces que, sumando todos estos esfuerzos, el teletrabajo se convierte en un agente transformador de las organizaciones, de su reputación como empleadores, siendo a la vez un relevante factor de inclusión social. Todos ganamos cuando se camina hacia una verdadera política de inclusión laboral.

En CompuTrabajo, podés publicar todas tus vacantes de teletrabajo para brindar esta opción a personas en condición de discapacidad, a la vez que contribuís con una sociedad mucho más inclusiva.

4 comentarios sobre “Teletrabajo, una opción laboral incluyente”

    1. Buenos días Urizar,
      Puedes consultar los incentivos en la página del gobierno, allí podrás informarte de qué documentación necesita la empresa para poder beneficiarse de implementar esta estrategia.

      Un saludo

  1. Buen dia! necesito comunicarme con ustedes para saber mas sobre teletrabajo , les agradezco si se comunican por mail para hacerles preguntas . Espero la respuesta. Gracias. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *