Webinar: Estrategia de Marca Empleadora para el éxito

Estrategias-de-Marca-Empleadora-para-el-exito_Blog

Ante la escasez de algunos talentos, sobre todo aquellos que cuentan con habilidades especializadas y que todas las empresas se disputan, sin dudas, llega el momento de poner en marcha una estrategia realmente efectiva de Employer Branding.

Posicionar a las personas en el centro de las estrategias de recursos humanos es lo que ayudará a que la percepción de la empresa sea lo más positiva posible. Y de este modo, que permita convertirnos en una marca empleadora sexy, que por sí misma, sea capaz de atraer el talento que necesita por delante de los competidores, y fidelizarlo, una vez que ya forma parte de nuestros equipos. Pero para ello, debemos ser hábiles para saber comunicarlo y hacerlo en los canales adecuados.

Vamos a descubrir cuáles son los pasos de una estrategia de Employer Branding, que nos lleve directo al éxito de la contratación y a la fidelización de talento.

Ya sabemos que el “Employer Branding” hace referencia a una estrategia  de marketing, cuya efectividad vamos a trasladar a la captación y retención de talento. Su base reside en ser capaz de  generar y contar una percepción positiva y diferenciadora de la marca; pero en este caso, como empleadores.

Su principal objetivo es destacar todos aquellos aspectos positivos y relevantes del ambiente laboral que se respira en la empresa, para atraer, contratar y retener el talento que necesita la compañía con la finalidad de llevar a cabo su operación con éxito. Si logramos nuestro objetivo, las ganancias incidirán en el buen funcionamiento de la empresa y en muchos de los KPI del departamento de RR.HH.

Beneficios:

  • Incide en los ingresos de la compañía.
  • Favorece la atracción de talento.
  • Mejora la retención de colaboradores.
  • Atrae a candidatos con los mismos valores, que encajan en la empresa.
  • Reduce tiempos y costos de contratación.

Para definir y construir esta estrategia, debemos poner atención en cuál es la imagen empresarial global que tenemos; es decir, qué piensan de nosotros, tanto los candidatos de los procesos de selección, así como los colaboradores de la empresa, desde un punto de vista de empleador.

Por lo tanto, el primer paso de autoconocimiento conduce a la realización de un conjunto de encuestas, que den respuesta a estos tres planos de conocimiento. Aquí, te las presentamos:

Para conocer la imagen empresarial:

  • ¿Qué hace única a nuestra empresa?
  • ¿Qué hace que nuestra compañía sea creíble?
  • ¿Cuáles son nuestras metas de Employer Branding?
  • ¿Qué necesitamos para lograr esas metas?
  • ¿Cómo podemos promover la marca empleadora y a través de qué canales?
  • ¿Cuáles son los beneficios especiales que ofrecemos?
  • Como empleadores, ¿qué nos diferencia de las empresas competidoras?

Para conocer la Candidate Experience:

  • ¿Comunicamos al candidato su estatus en los procesos?
  • ¿Los candidatos a los que nos interesa llegar conocen la propuesta de valor que ofrecemos a nuestros colaboradores?
  • ¿Qué se piensa de la compañía en el mercado laboral?
  • ¿Qué encuentran de nosotros los candidatos en Internet y en redes sociales?
  • ¿Estamos mostrando lo que ellos realmente quieren saber de nosotros?
  • ¿Se realiza un seguimiento de lo que se dice de nosotros como empleadores?

Y no puede faltar conocer la opinión de los propios colaboradores:

  • – ¿Los empleados están realmente satisfechos y comprometidos?
  • – ¿Se está cumpliendo con la EVP ofrecida?
  • – ¿Cómo es el trato hacia los colaboradores?
  • – ¿Cómo se mide la reputación de marca entre los empleados?
  • – ¿Nuestros colaboradores hablan de nosotros en forma positiva o negativa?

¿Nuestros colaboradores nos refieren como un buen lugar para trabajar?

Y una vez que hayamos recabado toda la información veraz y de calidad de estas tres fuentes, podremos iniciar con el paso a paso de la construcción de la estrategia.

Pasos para construir una correcta estrategia de Employer Branding

Estos son los pasos que debemos seguir en la ruta al desarrollo de nuestra estrategia de Employer Branding:

  1. Diseño de la estrategia: el primer paso que tenemos que dar es diseñar la estrategia. Y para ello, debemos trazar como objetivo perfeccionar el mensaje de lo que queremos contar de la empresa. En el diseño estratégico, hay que contemplar tener tres ejes fundamentales: Realismo, Coherencia y Sinceridad.
  2. En relación con la definición de los objetivos, se debe establecer a partir de lo que se desea lograr en términos de atracción, aceptación de ofertas, mejoramiento de la percepción de marca, retención, entre otros indicadores. En este punto, también es importante desarrollar una relación clara entre los objetivos de la compañía y el talento que se requiere para llevarlos a cabo.
  3. Definición de la EVP: es necesario definir la propuesta de valor para el empleado; es decir, aquellos beneficios que harán que nuestra compañía sea más atractiva para los talentos que también buscan nuestros competidores.
  4. Aliados estratégicos: esta es una invitación a coordinar los esfuerzos con otros departamentos. Asimismo, implica informar al CEO y a los jefes de departamento de la estrategia de Employer Branding para lograr su apoyo. Vas a necesitarlos para que todo salga bien.
  5. Generación de contenido: una buena táctica consiste en preparar las diferentes historias de la compañía y de los empleados, desde un punto de vista de experiencia como colaboradores, dirigida al talento que se quiere atraer.
  6. Visibilidad de la EVP: como vimos al principio, uno de los pilares es la promoción del concepto de una buena empresa para trabajar. La propuesta de valor para el empleado debe brillar por medio de los canales que hayan dispuesto; y también, al público objetivo al que se desee “atacar”. Por ejemplo, si la publicación es para una red como Instagram, la comunicación deberá ser mucho más fluida, moderna y pensada para el público que tengas en esa red social. Por el contrario, en la web corporativa, el mensaje tendrá que ser más serio y adaptarse a las comunicaciones oficiales de la empresa.
  7. Medición de resultados: este punto es estratégico, en la medida en la que se evidencie la efectividad o la necesidad de ajuste de nuestra estrategia de Employer Branding. Así, podremos hacer mediciones en la etapa de atracción o selección; y a la vez, habrá indicadores en cuando a la etapa de Onboarding o retención. Y por supuesto, en la fase de salida. En pocas palabras, se tendrán que establecer indicadores de acuerdo con los objetivos de reputación de marca.
  8. Acciones de mejora que correspondan: ¿qué es lo que se puede optimizar?, ¿en qué puntos y canales?, ¿cuál debe ser la definición de los nuevos mensajes, si es que hay que actualizarlos? Recordemos que la información es poder; es decir, el poder de decidir qué camino es el más acertado para nuestra marca empleadora.

Principales desafíos en Employer Branding

En esta sección, te presentamos algunos de los desafíos más comunes a los que nos podemos enfrentar en términos de Employer Branding:

No saber por dónde empezar: no sabemos cuál debe ser el primer paso. En esos casos, debemos preguntarnos cuál es la percepción que se tiene de la marca empleadora de la empresa.

Los CEO no creen en la estrategia: es posible que los directivos no crean en el valor de esta estrategia; y por lo tanto, no la incentiven. Si es así, es importante comunicarlo con claridad y exponer todos los argumentos.

Falta de información: un estudio realizado por HR Marketer afirma que el 80% de los empleados quiere estar al tanto de lo que ocurre en la empresa, pero una cuarta parte de ellos se sienten desinformados. Esa falta de información conduce a que no compartan las noticias de la empresa en sus redes sociales.

Recursos limitados para invertir: invertir en la marca empleadora puede suponer un gran desafío, si no se cuentan con los recursos o la creatividad suficientes para llevar a cabo este plan. No obstante, se puede superar este desafío con diversas iniciativas. Entre ellas, una sencilla (y a la vez, efectiva) es implementar pequeños cambios. Para ejemplificar, se puede destacar el reconocimiento del buen trabajo de los colaboradores, que además de requerir un bajo presupuesto, significará un impacto positivo en la imagen como empleadores.

Otra opción implica elegir al aliado estratégico, cuyas soluciones digitales nos den soporte en la estrategia de marca empleadora. Sin duda, para este caso, los invitamos a conocer la solución integral de reclutamiento de Computrabajo y SherlockHR. Las diferentes herramientas y soluciones que incorporamos en nuestra bolsa de empleo líder de Latinoamérica e inteligencia artificial para la selección, consigue que sus estrategias de atracción sean más efectivas. Todo, a través de una vivencia positiva del candidato en su proceso de selección.

¿Qué área es responsable del manejo de la imagen? Este es otro desafío al que podemos enfrentarnos, ya que al ser actividades trasversales para la compañía, se pueden presentar confusiones. En este contexto, podrá haber implicancias  en el área de recursos humanos, como también puede ser potestad del departamento de marketing o del de comunicación. La mejor solución es unir fuerzas para construir una estrategia sólida.

A todo ello, debemos sumar los malos comentarios o evaluaciones. Tener una mala reputación de marca puede afectar la atracción de talento. Pero al mismo tiempo, la retención; e incluso, la percepción que los clientes tienen de nosotros.

Esta mala reputación puede ser el resultado de un liderazgo inefectivo, equipos mal gestionados o de una falta de seguridad laboral o beneficios adicionales.

La capacidad de diseñar y llevar a cabo correctamente nuestra estrategia de Employer Branding reflejará el compromiso con la premisa de tener a las personas en el centro de nuestro día a día. Mantener la fidelidad de los colaboradores y hacer que los mejores talentos quieran venir a sumar su talento a nuestros equipos, será la consecuencia del bienestar que garantizamos de forma real.

Está en nuestra mano lograr esos momentos de felicidad que conectan a las personas con el ADN de nuestras empresas. Y así, hacer que todos, empresa y colaboradores, logremos maximizar nuestro éxito profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.